7 Claves para La Comunicación Amorosa

comunicación amorosaEs bastante común encontrarse con dificultades a la hora de  expresar lo que deseamos a los demás, sobre todo en los casos en que el receptor o receptores son muy «cercanos» a nosotros, familia, pareja, etc…

Hay una gran clave en la comunicación: Hacerlo desde el amor absoluto se diga lo que se diga!!! Y la mayoría de veces lo hacemos desde el ego automáticamente.

En general no nos enseñan a comunicarnos y menos amorosamente. Probablemente nuestros modelos, madre, padre, cuidadores, etc.. no sean precisamente expertos y eso hemos modelado 😮

Comunicarse tiene siempre un objetivo, sea con nuestros seres queridos, compañeros, jefes, vecinos, personas desconocidas, etc… hay siempre algo que queremos comunicar y por tanto queremos ejercer un «efecto» sobre el otro o los otros.  De otra manera no hace falta comunicarse. Es útil tener esto en cuenta, para generar una intención, ya que los expertos dicen que el lenguaje representa tan sólo el 7 por ciento de la comunicación.

Para tener éxito en la comunicación es importante tener en mente el objetivo, por ejemplo, expresar gratitud, exponer una queja, mejorar una relación, obtener un objeto, dar amor, pedirlo….

Aquí se ve muy sencillamente: vas a una cafetería y te acercas al camarero y le dices: «Hola buenos días, me gustaría tomar un café, gracias», el camarero te lo pone, comunicación exitosa 100% 🙂

Si en lugar de al camarero, le pides el café a algún cliente no va a entrar en la barra y servirte el café en la mayoría de los casos.

Si le hablas con desprecio, prepotencia o superioridad tal vez te lo pone porque no quiere perder su puesto de trabajo pero yo no me lo bebería 🙁

Si le dices: «Hola, bueno, si yo…, quería…no estoy seguro…a lo mejor…», difícilmente tendrás tu café.

En este analogía del café se ve muy claro ¿verdad? no tiene ningún riesgo aparente pedir café cuando se sabe donde pedirlo, a quién y cómo.

Vamos a casos de alguna implicación emocional: El donde y el a quién son bastante sencillos. Lo que más puede interferir en la comunicación es el como. ¿Cuántas veces has querido comunicar algo y el receptor no ha recibido el mensaje? o ¿se ha sentido atacado?. Las razones pueden residir en el como.

7 claves que han mejorado mi comunicación:

  1. Tener en cuenta que gran parte de lo que le decimos a otro en realidad nos lo estamos diciendo a nosotros mismo y viceversa, es decir, lo que la otra persona dice normalmente tiene que ver con ella y lo que nosotros decimos con nosotros. Pon atención a tu próxima conversación y hazte la pregunta: ¿De quién estoy hablando? Te sorprenderá la respuesta. En general es más sencillo ver las cosas en otros…
  2. Hablar de uno mismo. Para mi este punto es crucial. Es muy distinto decir en una conversación: «No me tratas bien» que «Me siento mal cuando haces (tal cosa)…..». Normalmente hablar del otro bloqueará su canal de escucha puesto que se sentirá atacado. Recuerda que cada uno tiene su «mapa», es decir, su punto de vista y muchas veces aunque los mapas de emisor y receptor sean distintos los dos tienen «su razón».
  3. Evitar el verbo «tener que». Suele ser un verbo que implica obligación y la mayoría de los seres sociales lo hemos escuchado tanto en nuestra infancia que automáticamente bloqueamos la información que viene después. Imagina que un amigo te ha pedido consejo sobre algo y tu quieres dárselo si le dices «Tienes que imponerte delante de tu hermano y hacerte valer» no creo que la información pase más allá del «primer filtro consciente». Una manera amorosa de comunicarse puede ser usando la premisa «Si yo fuera tu…» o «si estuviera en tu lugar» o «lo que siento es…» seguido de la información «hablaría con mi hermano y le expresaría mis sentimientos»
  4. Haciendo preguntas con las que el receptor pueda crear una opción nueva mentalmente: por ejemplo en el caso anterior, el del hermano, puedes preguntar: «¿Qué te parece hablar con tu hermano sobre lo que sientes y expresarle tus necesidades con el objetivo de que las tenga en cuenta?» o «¿Has pensado en tener una conversación con él sobre cómo te sientes?»
  5. Escuchar lo que el otro te dice en lugar de darle vueltas a lo que has dicho o a lo que vas a decir también ayuda sustancialmente. Es bastante automático entrar en diálogo interno en lugar de prestar atención.
  6. Usando «adecuadamente» los pronombres personales, es decir, cuando hables de ti usa la primera persona del singular y cuando te dirijas a la otra persona la segunda.  ¿Crees que lo haces? Sólo conozco a dos personas que lo hagan :o. Pon atención cuando hables y te darás cuenta de que dices más: «Cuando te pasa esto no sabes que hacer» que «cuando me pasa esto no se que hacer» y estás hablando de ti… ¿¿o no??
  7. – Usando el amor. Si al principio no sabes como hacerlo puedes simplemente decirle a la persona que vas a usar el amor para comunicarte con ella. Lo importante aquí es dejar el ego a un lado que es que tiene miedo, desde el miedo la comunicación tiene muchas interferencias. Puede hacerse con una sencilla pregunta: ¿Esto que estoy diciendo lo digo desde el amor o desde e miedo?. Luego con la práctica saldrá solo :D.

Como cualquier arte, además del conocimiento y la conciencia, la comunicación puede requerir práctica. Por tanto confía en ti, en tu poder personal y en los demás ;).

Porque todos los caminos llevan a Roma, una manera «camuflada» (Roma=Amor, al revés) de decir: Todos los caminos llevan al Amor

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.