81 Decisiones para la Nueva Vida


Siempre llega ese momento en nuestras vidas, en que decidimos hacer un cambio profundo y empezar ser la mejor versión que podemos ser. Es el momento que reaprendemos como vivir desde el amor y no desde el miedo, y crecemos gracias a conocernos.
Abrimos literalmente la puerta al estado de gracia con el que llegamos a este mundo y todo empieza a cambiar.

Desde ese “estado de gracia” la sabiduría y la intuición llegan como algo natural y conocido con lo que nos damos cuenta que hemos venido a disfrutar y no a sufrir como siguen rezando algunas personas.

Ese gran momento se compone de muchos pequeños momentos que podemos vivir a cada instante y que van reprogramando lo que nos enseñaron y deja paso a lo que somos.

Es el ego quien quiere entenderlo todo y por eso interfiere transformando lo simple en complicado y lo bello en invisible. Tiene prisa y pregunta: “¿Por qué? eso nos mantiene inquietos ante lo que es inevitable, nuestro constante crecimiento y evolución.

A continuación encontrarás ochenta y una poderosas decisiones y reflexiones, con la intención de calmar el ego y despertar al ser en nuestro día a día. Me las escribí a mi misma en una libreta como declaraciones de intención para vivir mi nueva vida en un momento decisivo como tantos…
Hoy las comparto como pequeñas perlas de sabiduría que te pueden ayudar a conectar con tu propia sabiduría, esa que está en ti desde que llegaste a este mundo y que un día dejaste de lado para contentar a los demás.

1- Respira profundamente y siente qué es lo que quieres.

2- Ten la clara y poderosa intención de despertar plenamente a esta vida mágica y plena.

3- Ríndete a lo que es, y deja de resistirte. Eso, paradójicamente hará que tu momento se vaya transformando en lo que quieres.

4- Acepta que la felicidad, la paz interior y la tranquilidad son simple y poderosamente, decisiones que conllevan una actitud de vida.

5- Conecta con la gratitud, es un sentimiento magnífico y potente que abre las puertas de la abundancia.

6- Levanta la cabeza, mira las estrellas y date cuenta de que siguen ahí, igual que el sol y la tierra, que aunque las hayas ignorado todo este tiempo que estuviste en guerra contigo misma y con casi todo, ahí siguen brillando para ti.

7- Deja de juzgarte por lo que podrías haber hecho o por lo que podrías haber sido y ámate sin condiciones.

8- Recuerda que las personas hacen las cosas lo mejor que saben aunque a veces te parezca increíble. Míralas como lo mejor que pueden ser porque juzgarlas te impide ver su verdadera esencia.

9- Sonríe tú primero y sigue haciéndolo aún cuando no te sientas correspondida, tiene un efecto beneficioso para ti y para los demás.

10- Haz las cosas como las sientas aunque los demás no estén de acuerdo, cada uno es responsable de sus actos.

11- Respira hondo justo antes de hacer o decir cualquier cosa hasta que seas tan cuidadosa y amorosa contigo misma y con todo el planeta como lo es una mariposa posándose en la flor.

12- Pon atención a tus sentidos varias veces al día con la intención de sentir que estás viva.

13- Respeta a todo ser viviente como parte indispensable del cosmos.

14- Elige seleccionar cuidadosamente cada pensamiento el tiempo necesario hasta que todos los negativos desaparezcan y queden solamente los beneficiosos. Igual que no repito en un restaurante donde no he disfrutado de la comida porque estaba en malas condiciones tampoco repito pensamientos que me sientan mal.

15- Decide estar siempre donde, y con quien, quieres estar.

16- Respeta las leyes universales de la selección natural que utiliza las vibraciones de los seres que existimos en este universo para juntarnos o separarnos. Si alguien se va de tu vida, déjala ir. Si alguien se acerca, abre el corazón.

17- Decide ver siempre la belleza en todo.

18- Haz las paces con la muerte, ella es parte de la vida y tan solo una transformación.

19- Inspírate cada día desde la intención de honrar el momento que vives como lo único que existe y lo más valioso. Si no sabes como hacerlo, coge aire profundamente, de ahí la palabra inspirar.

20- Recuerda, a menudo, que en realidad nada es tan importante como tu ego te hace creer y relativiza todo hasta dejarlo en paz en el lugar donde pertenece: el pasado. Con eso te abrirás al presente en el que todos somos.

21- Respeta tu ritmo y el ritmo de los demás en todos los cambios.

22- Sueña sabiendo que los sueños se hacen realidad. Y déjalos ir para que puedan cobrar vida, con la energía del universo, en el momento perfecto, mientras sigues agradeciendo cada instante y viviéndolo plenamente.

23- Espera un poco más, sobretodo, cuando veas que algo aún no ha llegado a ser como tu quieres. Igual que no apagas el fuego que calienta el agua antes de que hierva porque aún no ha hervido.

24- Mira al miedo a los ojos, cuando te sientas preparada, y dile: gracias, con la intención de que se desvanezca a su ritmo y se transforme en la confianza y el amor originales que te acompañan para hacer lo que deseas. Si aún no te sientes preparada, date más tiempo, solo eso.

25- Admira tu cuerpo sea como sea.

26- Observa profundamente y escucha atentamente.

27- Acéptate exactamente como eres sin ningún pero.

28- Acepta que los demás pueden no estar de acuerdo contigo y no intentes convencerles de lo que crees, porque cada persona tiene su sistema de creencias y ve el mundo desde esas creencias exactamente igual que haces tu. Entiende que los diferentes mundos y las diferentes opiniones nos enriquecen y pueden convivir armoniosamente si nos respetamos ante todo.

29- Pon en duda lo que quieras poner en duda sin sentirte amenazada por quienes tienen miedo de que hagas eso.

30- Desvanece el escepticismo con el que construiste el muro que te impide creer en los milagros y en la magia.

31- Deja de hacer las cosas que te hacen daño. Y si las sigues haciendo aun unas cuantas veces más después de haberlo decido, recuerda que es solamente el hábito y que caerá en desuso, en lugar de castigarte por ello, porque eso también es hacerte daño.

32- Abandona la necesidad de querer entenderlo todo y en su lugar acepta, así es como llega el verdadero entendimiento.

33- Haz lo que te sienta bien, en lugar, de lo que está bien.

34- Entiende con el corazón que la vida es el atrevimiento a ser lo que tu elijes ser.

35- Disfruta de la responsabilidad que significa vivir siguiendo tu guía interior y respeto que cada persona sigue la suya.

36- Escucha tus propias palabras y pensamientos atentamente y con mucho amor para dejar de quejarte ni por lo más mínimo.

37- Deja de suponer y sustitúyelo por preguntar.

38- Vibra en la abundancia y actúa en consecuencia sabiendo que igual que en una bellota hay un roble, en ti está todo lo que necesitas para llegar a donde quieres llegar.

39- Disfruta del camino estés donde estés.

40- Ama a las personas sin condicionarlas, disfrutando de su libertad y felicidad.

41- Cuando no entiendas algo, recuerda que todo está conectado.

42- Jamás le pidas a nadie que cambie. Si te das cuenta de que quieres que alguien cambie, instantáneamente reconoce el apego y cambia tú.

43- Agradece que tu felicidad depende de ti siempre.

44- Respeta todas y cada una de las opiniones y creencias de todos los seres aunque no las compartas.

45- Decide cooperar con el universo ocupando tu lugar en el mundo, el lugar donde te sientes bien y no el lugar donde debes estar.

46- Cambia el “tengo que” por el “quiero”.

47- Cree que todo es perfecto aunque no siempre lo parezca.

48- Haz lo que te apetezca poniendo la atención en tu interior para reconocer si te sienta bien.

49- Permítete bailar, cantar, saltar, pasear, comunicar, escribir, comer, observar, dibujar, lavar los platos, servir, tocar el piano, desde tu interior, sin importarte la mirada de otras personas, es decir, actúa desde la libertad que eres y no desde la preocupación del qué dirán o del qué pasará.

50- Recuerda que lo que opinan los demás es cosa suya.

51- Déjate querer.

52- Imagina solamente aquello que quieres imaginar, si necesitas tiempo porque te entrenaron para lo contrario, tómate el tiempo necesario.

53- Destina tiempo cada día a estar en tu propia compañía.

54- Maravíllate de la unicidad de cada ser del mundo y abandona cualquier necesidad de competencia y competición para conectar con tu inmensa y poderosa naturaleza de cooperación.

55- Perdona al instante porque hacerlo te beneficia.

56- La próxima vez que te descubras diciéndote o pensando que eres inútil recuerda que un día te pusiste de pie o que tus ojos se enfocan automáticamente o que tu cuerpo tiene más de cincuenta billones de células funcionando en perfecta sincronía.

57- Valora que puedes oler, sentir, besar, alucinar, respirar, llamar a alguien, sonreír, acariciar, observar, parar, dar, esperar, recibir, crear, soñar, cerrar los ojos…

58- Recuerda que todo lo que das te viene devuelto en mayor cantidad.

59- Da.

60- Pide ayuda si la necesitas.

61- Valora lo que tienes en lugar de pensar en que te falta.

62- Jamás digas algo por decir, sobre todo, cuando el espacio es incómodo.

63- No maldigas a nadie, ni a la vida, ni a ti mismo. En su lugar, bendice

64- Si te olvidas de lo que vale la vida, date cuenta de que si dices que la vida no vale la pena tienes razón porque no vale la pena si no la alegría.

65- Si, en algún momento, no ves la luz, deja de pensar y analizar porque no la ves y encuentra un interruptor, enciende una vela o pide una linterna.

66- Sirve a los demás, el día a día está lleno de oportunidades para hacerlo.

67- Simplifícate la vida para vivirla plenamente confiando en ti y en el universo.

68- Aléjate de los que te juzgan y acércate a los que me aman.

69- Viaja o sal a caminar, los cambios de aires inspiran.

70- Vive este instante para despertar a la vida.

71- Adopta al sentido del humor como compañero inseparable de tu camino.

72- Declara que no necesitas más circunstancias en las que comprobar que todo se soluciona para saber que todo se soluciona.

73- Entiende que solo podemos saber que nos hemos equivocado cuando el suceso ya ha pasado y eso nos lleva a deducir que si no podemos darnos cuenta antes, no existen las equivocaciones.

74- Elimina de tu vocabulario la palabra problema, sustitúyela por oportunidad.

75- Disfruta de la soledad. Estar sola no es estar aislada como te enseñaron en la escuela cuando te rechazaron o en casa cuando te castigaron. Estar sola es estar en la mejor compañía, es estar contigo misma, es estar con el ser más importante y bonito del universo, y cuando aprecias la soledad entonces tu vida se llena de personas maravillosas.

76- Levántate cuando sientas que es el momento, ni antes ni después y si estás una temporada durmiendo mucho, recuerda los montones de días que te despertó una alarma.

77- Haz cosas que no sueles hacer para cambiar tus hábitos.

78- Estate en paz aunque algo no salga como has pedido, así descartas la necesidad de hacerlo todo perfecto y confías en la sabiduría universal.

79- Perdónate por todas las veces que no te has tratado con el amor que te mereces.

80- Deja de castigarte y deja de castigar.

81- Recupera la fe, te están esperando cosas maravillosas.

Compártelo
Facebook Twitter Pinterest Email Linkedin

10 thoughts on “81 Decisiones para la Nueva Vida

  1. Tersa

    Eres una inmensidad de SOL.
    Comparto plenamente todos tus puntos.

    Un abrazo te hago llegar con mi gratitud.

    Besos de colores,

  2. Eva

    Mil gracias Tersa <3

  3. fira

    Emocionante reflexión,

  4. Laura

    Por qué siempre me llegan tus post cuando más los necesito?? Jeje… Muchas gracias por compartir tus perlas de sabiduría como tú dices que se convertirán en mi decálogo de vida elevado a 81 😉

    Muchos besos!!!
    Laura.

  5. Eva

    Gracias por tus palabras Laura. Un abrazo

  6. Eva

    Gracias Fira 😉 ❤

  7. Carmen

    Hola Eva!
    Maravillosas decisiones, con solo leerlas una vez ya te cambia la forma de caminar, jaja! Me imagino lo espectacular que debe ser poner todos los puntos en practica. Que difícil!! A por todas!!
    ,,,,y una pregunta porque 81?

  8. Eva

    Gracias Carmen!! Los conté y salieron 81 😉
    Un abrazo

  9. nati

    Hola eva, frases preciosas inspiradoras y llenas de vida y de amor. Eres muy grande.

    Un abrazo.

    Nati

  10. Eva

    Gracias Nati por tus palabras. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>