Coge La Espada de la Decisión

Cuando un árbol tiene ramas podridas todo el árbol puede morir por esas ramas, cortarlas es vital para la vida del árbol…..lo mismo ocurre con las personas.

El árbol eres tú y las ramas podridas son todas aquellas personas y cosas que están en tu vida y tienen algún signo de «enfermedad».

Tal vez cuando estás con ciertas personas o haces ciertas cosas te sientes pesad@, cansad@, molest@, enfadad@, etc…sabes que si las pones en una balanza (positivo-negativo) siempre se decanta hacia el lado negativo. Esas personas o cosas que haces pueden «pudrirte» la vida poco a poco.

A veces tenemos tendencia a «pintar» esas personas/cosas que nos pasan y pensar que: Cambiará….Solo ha sido esta vez…..Seguro que no lo ha hecho queriendo…..Solo será un rato luego me libero….

Somos un conjunto de trillones de células que vibran. Podemos tener buenas vibraciones y malas vibraciones, está de más preguntar cuales prefieres, ¿si? Entonces porqué sigues «aguantando» (malas vibraciones) lo que no quieres?, eso puede pudrir el árbol…

Contrario a lo que pueda parecer, hacer cosas que no nos apetece hacer o estar con personas con quien no queremos estar no es un acto amoroso sino basado en el miedo…

¿Te has preguntado alguna vez la energía que gastas en esas situaciones?

Coge la espada de la decisión y corta las «ramas podridas», si han de volver a nacer volverán a nacer sanas, a veces una relación mejora después de haberla «cortado», y si no pues eso que le ahorras al árbol. Tu árbol, Tu Vida, es sagrada y tú estás aquí para amarla, honrarla, cuidarla y disfrutarla. Solamente tú puedes hacer eso!!

Ilustración de Olga Sukhareva

5 comentarios

  1. què interesante reflexiòn, querida Majestad

    compartiendo desde el corazòn, se me viene a la mente el pensamiento, como dirìa algùn maestro taoìsta, que lo contrario tambièn podrìa ser igualmente valioso, para quien acostumbra ejercitar ese deporte propio de esta època de «relaciones lìquidas» como dirìa don Bauman, ese podar y podar y podar sin detenerse a mirarse en el espejo, reflexionar, aprender y eventualmente reformular emociones/pensamientos/acciones propias que pueden estar resultando ser «pudridoras de ramas», en una època de relaciones lìquidas, como dirìa monsieur Bauman.

    gracias por inspirar… beso y nos estamos viendo prontisimo!!!
    PD: maravilloso tu icono ninja 🙂

  2. Hola Eva, soy facilitadora básica de PSYCH-K de Argentina. Justamente cuando hice el taller planteé hasta dónde uno debía soportar a ciertas personas que nos hacen mal, siempre pensando también en lo que uno genera. Sinceramente, conozco algunas personas que son sumamente tóxicas, violentas, negativas, que hablan continuamente de enfermedad y muerte. El caso es que me dijeron que yo tenía que elevarme espiritualmente para que los demás se elevaran, pero sinceramente trato de poner lo mejor de mí y estas personas repiten las mismas acciones cada vez, siempre lo mismo. Y siempre me quedó eso, si tengo que seguir aguantando la violencia y la negatividad o si me alejo. Creo que el texto me puede dar una respuesta para liberarme de eso. Gracias!!!

  3. Gracias Magdalena, siendo facilitadora de PSYCH-K® tienes una herramienta para cambiar todo lo que quieras. Las personas de nuestro alrededor también son creación nuestra y podemos aprender y cambiar gracias a ellas. Cuando algo se repite puede indicar un patrón que se puede cambiar 😉
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.