Conciencia VS Obediencia (Experimento de Milgram)

Me preguntaba como pueden algunas personas seguir haciendo aquello que no les gusta incluso sabiendo que causa “daño” a ellas mismas, a otras personas, al entorno, a la naturaleza, etc…

Es algo que siempre me ha sorprendido y que siempre siempre he definido como falta de conciencia.

Hay una evidencia de obediencia en nuestra sociedad que está, en mi opinión, perjudicialmente dañando los valores de los seres humanos y la naturaleza.

Descubrí gracias a una de mis maravillosas amigas, que alguien hizo un experimento que quiero compartir y que creo que te servirá para entender porqué haces los que haces. Y la mejor “encontradora” de información en la red, entre otras muchas cosas 😉 Lorena Sabugal, consiguió los datos…Gracias a las dos 😀

Se llama el Experimento de Milgram y es de finales de los años 60, luego se continuo haciendo por todo el mundo hasta el año 99. Concretamente es un Estudio del Comportamiento de la Obediencia que me sorprendió y a la vez me ayudó a comprender ciertas cosas.

Su autor, Stanley Milgram, realizó una prueba de Psicología Social con el fin de medir la disposición de un participante a obedecer las ordenes de una autoridad cuando estas pudieran entrar en conflicto con su conciencia personal.

Los resultados son alucinantes……:

Comparte

5 thoughts on “Conciencia VS Obediencia (Experimento de Milgram)

  1. y tanto que soy la mejor “encontradora”!!… te “encontré” a ti ♥♥♥♥
    güenísimo post, as always 🙂

  2. Eva

    Eres un regalo 😀 😀 😀 ♥♥♥♥

  3. Jesús

    Sorprendente y revelador.
    Gracias a las dos por esta oportunidad de aprender algo valioso con este video.

  4. […] domesticaron, nos hicieron obedientes, el experimento de Milgram lo demostró.  Si observas a las personas que hacen lo que no les gusta (porqué la creencia es que es más […]

  5. […] Es decir, si alguien ha puesto un semáforo para peatones en un lugar donde hay plena visibilidad, esos que suelen ponerse intermitente, pero esta vez se ha olvidado de programarlo y se pone rojo y verde, son las 3 de la mañana, miras a derecha y a izquierda y no cruza nadie….no te lo puedes saltar porque si te pillan te multan. No importa que el semáforo no esté sirviendo para nada, tú tienes que estar parada sin más razón que la de un olvido (se supone que la razón de los semáforos es en ese caso facilitar el cruce de los peatones que no hay). Y aunque este ejemplo no tendría aparentemente muchos efectos o muy graves, en otras situaciones, donde no cuestionamos las “leyes” impuestas por el hombre, la cosa cambia. Por ejemplo, que el hecho de creer en un solo “dios” hace que creamos que los demás están equivocados, y en algunas situaciones, hasta hay personas capaces de matar a otra por no creer en su “dios”…. Volvamos a lo que aprendí, que me desvío bastante cuando se trata de lo que considero injusticias, que no tienen porque serlo… Lo que me enseñaron no lo cuestioné, lo di por bueno, y lo convertí en mi sistema de creencias. Entonces estoy llena de información que no he filtrado, la he dado por “buena” y en muchos casos me nubla la vista y, en todos, no me deja sentir, así es como se consigue que alguien cumpla órdenes. Lo vimos en el post conciencia vs obediencia. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>