Deja Paso a lo Nuevo

Cada día nuestros pensamientos y acciones son en un 80% exactamente los mismos que el día anterior. Nos hemos convertido en robots de hacer lo mismo una y otra vez día tras día, año tras año…Estos pensamientos y acciones suelen parecerse muchísimo a los pensamientos y acciones de algunas personas con quien crecimos.
En cambio queremos que las cosas cambien…

Einstein dijo: «Hacer lo mismo esperando resultados distintos es la definición de locura»

Querer un cambio y hacer lo mismo añade a nuestra sensación de apatía una sensación de frustración que cierra el círculo y vuelve a empezar…..el lunes :o.
Muchas personas están en una rutina cíclica preguntándose porque su vida es como es y porque nada cambia.

Lo nuevo está ahí esperando a que le dejes un hueco para entrar.

La programación infantil nos hace guardar el abrigo de invierno que hace 4 temporadas que no nos ponemos solo por si un día lo vamos a utilizar, exactamente igual que «mama» y ese abrigo sigue ocupando el mismo espacio día tras día año tras año….
Energéticamente tanto las cosas como los pensamientos ocupan un lugar, un lugar donde lo nuevo está esperando a entrar pero no tiene sitio.
¿Cómo se puede llenar una taza que está llena?

Dejar paso a lo nuevo significa permitir a lo «viejo» seguir su camino.

Muchas personas quieren un teléfono nuevo, por poner lago terrenal y común, pero siguen con su teléfono «viejo» aunque no lo quieran y cada vez que no funciona se enfadan o se quejan pero siguen con él y lo hacen porque no saben dejar espacio…seguro que alguien que solo quiere para llamar estará feliz de tenerlo….

«Cuando dejas espacio lo nuevo, lo nuevo puede entrar»

Parece que nos han señado a «llenarlo» todo con algo: los silencios de palabras, el estómago de galletas, los armarios de ropa que no usamos….
La naturaleza está en constante cambio orgánico, cae una manzana y saldrá otra, un manzano no «agarra» la manzana aunque se esté pudriendo hasta que tenga otra; «Sabe» que hay más y le «permite» deja caer cuando está madura.

Dejemos espacio a lo nuevo en cada detalle de nuestras vidas, tanto en los pensamientos como en las acciones para que pueda llenarse de vida fresca y equilibrio y podamos sorprendernos con la abundancia de la que todos los seres procedemos.

10 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.