¿Discapacitado? o ¿Ángel?

El niño de unos 12 años y con signos de un nivel de conciencia distinto, que muchos llaman «déficit mental», no paraba de saltar y moverse por toda la zona de las cajas del supermercado. La mayoría le observaban como de reojo sin atreverse a mirarle directamente, seguramente por miedo a su reacción o vergüenza o yo que se!. Su abuelo, con la cabeza bien baja, intentaba que el niño parase sin mucho éxito aparente. Le decía: Para, estate quieto, calla y un montón de cosas absurdas para un niño.  Yo (o mi mapa mejor dicho) podía sentir el dolor del abuelo, un dolor que decía: porque a mi…

El niño hablaba de una manera muy divertida, de hecho me di cuenta que los dibujos animados usan ese tipo de «dejes» para personajes graciosos, ¿porqué nadie se ríe? o por lo menos ¿ sonríe? ¿porqué su abuelo no lo disfruta, vive su magia, su inocencia, su vivacidad??…..

Se está meando y repite: ¡me hago pipiiii!!! cada vez mas alto, sube y baja, corre, salta…lo hace con gracia, con amor, como un niño, con frescura…y me doy cuenta: ¡anda! pues si a mi me pasaba lo mismo de pequeña y no de tan pequeña….lo «malo» que es mearse y no poder ir a un lavabo (o donde sea)…ese pensamiento me hace sonreír y miro al abuelo y le digo: pase delante, mearse es terrible!! el niño me mira directamente a los ojos, llenos de vida, por cierto, y busca mi contacto visual acercándose a mi hasta una distancia «poco usual» entre los humanos… el abuelo hace ademán de pararle pero se da cuenta de que no hay resistencia por mi parte y no lo hace. Cuando pensaba que iba a besarme en todos los morros frena y pegado a mi coge la cremallera de mi chaqueta roja como respondiendo a mi «fluidez». Le digo: es fatal mearse, a mi me pasa constantemente!! de repente pude sentir una especie de calma en mi interior que «bailaba» con la suya y llevaban la danza de la calma al resto de los asistentes al «espectáculo de la vida». Ahora ya levantaban la mirada la mayoría.. Me dice: «dema plego y tu?» (significa mañana acabo en catalán), y entablamos una mini conversación hasta que la dio por finalizada y siguió con su abuelo. Yo le miraba y no podía parar de sonreír pero su abuelo seguía con su vergüenza y su mal humor sin poderlos controlar…..el hombre me agradeció que les hubiera dejado pasar. Me gustaría haberle dicho «amor es lo que necesitamos todos, y para recibirlo hay que conectar con la vida no con el que dirán» pero seguramente mi dialogo interno me aparto de la presencia que se necesita para hacer lo que el corazón dicta…. el niño soltó un potente y cariñoso: bona niiit!!! que no paso desapercibido precisamente para ninguno de los presentes…..

Me quede con mi sonrisa pasando por la caja cuando un hombre que estaba detrás mio de unos 60 años dice: ¡¡Que pena!! ¡¡desde luego!! dirigiéndose a mi. Entendí que se había perdido parte del espectáculo y se lo resumí: ¡¡él es muy feliz, somos nosotros los que no lo somos!! creo que ni siquiera me escucho y reparé en que estaba comprando un pack de cervezas y una botella de whisky malo…..tal vez su ego no necesitaba un «escusa tan bonita para ser verdad» para dejar de anestesiarse..

Salí de allí con una mezcla de sentimientos entre alegría e impotencia…..que pena??? una pena es lo que le pasa a la mayoría de personas que viven sin poder sentir el amor de los demás y necesitan el alcohol para anestesiarseeee!!!. La verdad es que mis palabras no eran muy amables y notaba cierta resistencia en mi……

Cuando siento algún tipo de resistencia busco que parte de lo que he experimentado está en mi… y lo hago de diferentes maneras. Al llegar a casa consulté, como método de búsqueda, un libro (el camino de la perfección de Wayne Dyer) por cualquier pagina y encontré esto:

«Nadie es mejor que tu en este planeta«. Reflexioné sobre mis pensamientos hacia el hombre «que pena» y el «abuelo».

«Cuando juzgas a los otros , no los defines a ellos te defines a ti«. Esta vez reflexioné sobre el hombre «que pena», el «abuelo» y sobre mi :)…clara lección

«¡Una canción! Este es nuestro uni(uno)verso(canción). No importa como la separemos en notas individuales; estamos todavía envueltos en la misma canción«. Pensé en ti y escribí esto 🙂

Gracias a tod@s

Texto: Eva Sandoval

Imagen extraída de: http://imagenesangeles.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.