El Coco y las Preocupaciones

He encontrado una analogía genial de nuestras preocupaciones en el libro de Conny Mendez, Te regalo lo que se te antoje.

Estas limitantes ilusiones de nuestras mentes, las preocupaciones, limitan de manera exagerada nuestras vidas. Actúan de manera similar a como actuaba el famoso Coco en nuestra infancia, ese monstruo que usaban los adultos para hacernos «cumplir sus ordenes»…….sin comentarios 🙁

«Ustedes saben lo que es El Coco. En venezolano es el monstruo con que asustan a los muchachos para que se porten bien.
El Dr. Fox dice: “Este artículo es para personas que tienen una preocupación. Yo jamás regaño a aquel que esté preocupado. Eso equivale a darle una patada al caído. ¿Acaso una persona se preocupa porque le divierte? Por supuesto, sí hay personas quejosas y quejumbrosas que les complace actuar de esa manera. Esa es una condición que necesita atención urgente, pero no es un caso de preocupación”.
No, la preocupación es un infierno del cual la víctima siente gran alivio al ver la menor señal de escapatoria. ¿Y se puede realmente evitar la preocupación? Depende de que tú comprendas o no la Verdad del Ser. Si en verdad la comprendes, la respuesta es que Sí.
Considera lo siguiente: Un Coco en el cual tú no crees no tiene poder alguno para molestarte o preocuparte. El Coco aquel de tu infancia ya ni te asusta ni te engaña, porque ya tú no crees en él. Pero cuando tenías tres años de edad tenía el poder de poner a correr tu corazón, de ponerte las mejillas blancas, de hacer temblar tus rodillas y de hacerte vomitar toda la comida que había en tu estómago. En condiciones especiales te hubiera podido matar. Sin embargo, hoy no te hace ni pestañear…, porque ya no crees en él. Esto es todo. Nada ha cambiado en realidad. No existe ese coco ni jamás existió. LA ÚNICA DIFERENCIA RADICA EN TI MISMO. Has cambiado tu manera de pensar. Descubriste que era una falsedad y eres libre.
Ahora, exactamente lo mismo ocurre con toda otra forma de Mal que se esté manifestando en tu experiencia, ya que todo Mal es un Coco y nada más. Te está ocurriendo porque tú crees en él, y se desaparecerá en el momento en que dejes de creer en él. La única vida que lo mantiene vivo se la das tú con tu creencia en él.
Cualquier situación, y hasta cualquier objeto material puede ser cambiado por medio de un Tratamiento Espiritual, o lo que llamamos nosotros la Oración Científica. No importa qué cosa vaya a suceder mañana, ocurrirá algo muy diferente por causa de la Oración Científica: un tobillo luxado, las consecuencias de haber manchado un traje con tinta, el juicio de la Corte ocurrido la semana pasada, o la operación que te van a hacer la semana que viene y todas las consecuencias que puedan salir de allí, todos pueden ser borrados totalmente, hasta de las conciencias de todo el mundo, o el carácter de todas estas cosas pueden ser cambiados para hacer ver que son bendiciones para todos los interesados. A veces ocurre que tú compras un artículo, y cuando llegas a tu casa te das cuenta de que no era lo que te convenía, y crees que ya es demasiado tarde. No importa. Trata el caso científicamente y verás que después de todo la compra fue correcta, te regocijará la adquisición, o de alguna otra manera tendrás satisfacción por haberlo comprado, ya que todo se vuelve bueno al tratarlo por la Oración Científica.
Todo esto es la Verdad, de manera que esto comprueba que el plano material no es “Real”, en el sentido de ser fijo o permanente, y una vez que captamos esta Verdad ya no tiene poder para molestarnos. La Verdad es que nuestras condiciones materiales no son otra cosa que el reflejo exterior de las convicciones que tenemos en la mente, y como tenemos el poder de cambiar estas convicciones, es evidente que podemos cambiar los reflejos exteriores, también.
Tu problema de este momento es exactamente como el Coco de tu infancia. Es el Coco, y el único poder que tiene es el que tú le estás dando al creer en él, y la forma de lograrlo es la de orar lo suficiente, científicamente, o conseguir que alguien te ayude, y verás a ese cuadro infeliz transformarse en algo totalmente diferente, o desaparecer completamente.
Con suficiente oración puedes lograr que se borre de tu memoria, pero eso no va a ser necesario ya que tú no vas a querer olvidar al Coco, te es indiferente.
¿Ves por qué es que se puede quitar la preocupación? Cuando tú puedas decirte “SÍ, EN ESTE MOMENTO ESTO PARECE UNA CALAMIDAD, PERO YO SÉ QUE CON UN BUEN TRATAMIENTO PUEDO CAMBIAR ESTA SITUACIÓN EN ALGO TOTALMENTE DIFERENTE” ya puedes decir que las preocupaciones terminaron para ti y sólo es cosa de tiempo para que la salud, la armonía y la prosperidad sean permanentes en tu vida»

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.