La Luz del Camino no lleva Etiquetas

Cada uno tenemos un camino distinto y único.
Tu camino es solamente tuyo y por eso sólo tú puedes andarlo. Puede ser que no sepas aún lo que quieres o lo que has venido a hacer o a qué dedicarte, pero sea lo que sea es parte del camino y no un obstáculo como a veces te puede parecer.

Responder a las preguntas que te haces es dar un paso hacia delante y por eso, hacerte las preguntas es parte de ese avance. No saber lo que quieres, por ejemplo, no es un obstáculo, el obstáculo es creer que no saber lo quieres es un problema. Para mi, hay dos matices interesantes a la hora de hacerse preguntas que van en armonía con el lenguaje, uno es hacerlas siempre en positivo y otro no juzgarlas como buenas o malas, dicho de manera positiva :), aceptándolas tal y como son.

Además, para todo lo relacionado contigo hay un ingrediente mágico y es el amor incondicional. Hagas lo que hagas, míralo con amor y lo vivirás todo como parte del camino. Estamos en constante cambio, cada día, cada minuto, cada segundo, y a los cambios es bueno dejarles espacio para que se manifiesten, permitirles ser. Un cambio consciente puede significar salir de lo conocido y puede asustar pero ya sabes que el miedo al cambio está sobretodo en la mente y si haces el cambio primero a nivel mental seguramente encontrarás incontables barreras falsas que andando tu camino ni siquiera existen.

La sensación de estar atrapado es solo una ilusión. Una ilusión que parece muy real pero que sólo sobrevive si la alimentas de pensamientos repetitivos. Si la dejas ir y vives lo que sea en cada momento te sentirás libre y no volverás a estar atrapad@.

Einstein dijo: «Hacer lo mismo y esperar resultados diferentes es la definición de locura»

¿Cuál es tu diálogo contigo mism@ y con los demás?, ¿Qué dices? ¿Es siempre lo mismo?

Puedes sobrevivir de alimentar una ilusión y quedarte atrapad@ en ella. Cosa con la que probablemente no te sientas muy feliz y conectad@. Eso es una señal para cambiarlo :D.

Y también puedes ir más allá y ver la luz en el camino, puedes andar como tu elijas…Porqué la mayoría de los obstáculos son etiquetas que te colocaron cuando aún no podías defenderte de lo que te decían y lo tomaste por verdad: eres tonto, seguro que no puedes, vas a hacer el ridículo, nunca cambiarás, eres igual que padre, acabarás pobre y solo como sigas así, etc…

Nada de eso es cierto. Si te escuchas descubrirás esos obstáculos y podrás ver la «luz» con claridad.

Sé quién tu quieres ser, que la vida te está esperando 😉

8 comentarios

  1. Hola Eva,

    Muchas gracias por el artículo. Muy bueno. Está claro que las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos… La mayoría de los obstáculos son etiquetas que nos colocan o que nos colocamos nosotros mismos. Adjunto una frase y un vídeo de la película «El Guerrero Pacífico»… Cómo no? 😉

    «Un verdadero guerrero no se rinde ante lo que le apasiona… Encuentra el amor en lo que hace.»

    http://www.youtube.com/watch?v=HU8Hbz3cJpo

    Un abrazo,

    Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.