La Media Naranja y la Infelicidad

Hollywood y Disney se han encargado de convertirnos en burros persiguiendo zanahorias, con todo mi respeto hacia los divinos burros.

Pasamos los mejores momentos de nuestra vida soñando con que alguien vendrá a salvarnos de nuestra «desgracia» o vendrá a «hacernos felices para siempre». Por si acaso no es suficientemente desempoderador este concepto, juramos delante de un desconocido que nos vamos a quedar juntos para toda la vida!!! Si hemos de jurarlo…..mal vamos!!!

¿Como nos hemos tragado semejante manipulación?. Muy fácil, de ello depende nuestra felicidad y el estar completos, la media naranja…….Nos han hecho creer que estamos incompletos, que nos falta una parte. Entonces a costa de lo que sea, o bien nos inventamos y manipulamos a la persona que hemos escogido como nuestro «amor verdadero» para que encaje en nuestras ideas, y le decimos como tiene que vestir. hablar, actuar, donde puede ir y donde no, o bien, jugamos el papel de «lo que tu quieras cariño»….eso no es amor, es apego que viene del miedo a estar solo y a ser infeliz e incompleto.

Una Naranja si la cortas por la mitad no tardará mucho en secarse y estropearse…

Si creemos que necesitamos a otra persona para estar completos, esa relación es de dependencia.

Somos Seres Completos y el Amor de Verdad es el Incondicional. ¿Amarías igual a la persona que amas si no supieras donde va a estar mañana? Eso es condicional…..y así como podemos ser felices…

El Amor Verdadero comienza con un@ mism@, amarse incondicionalmente para encontrar que eres una «naranja entera» y no te falta nada.

Cuando encuentras tu sentido de ser un Ser Completo, el amor que sientes puede empezar a emanar hacia el exterior y encontrarse con otras muchas naranjas completas.

8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.