La Vida es el Regalo de Dar y Recibir

vida-regalo

Ninguna fama, ningún éxito, ni todo el dinero del mundo, ni la jubilación, sirve para nada en la vida sin dar y recibir.

En lugar de dar, nos enseñaron a guardar.
En lugar de recibir, nos enseñaron a “hacerlo todo nosotr@s”.

Nos acabamos creyendo que la ilusión de que estamos solos es real y que hay que jugar al superhéroe invencible aunque sea a costa de nuestra esencia. Pero no somos superhéroes, al menos las veinticuatro horas del día. Somos seres magníficos creyendo que no somos suficiente, que no hay para todos, que hay peligro, que piensa mal y acertarás….por eso nuestra magnificencia se camufla en nuestra personalidad creada para sobrevivir. Y si sobrevives no vives, si sobrevives no das y mucho menos recibes.

El verdadero peligro es no conocernos y creer que no valemos o que no somos suficiente. Eso es lo que nos impide estar en paz estemos donde estemos y el miedo nos impide dar porque está pensando en las consecuencias que le advirtieron y que estaban basadas en la experiencia de otra persona.
Hacemos lo que “toca” o lo que “tenemos que hacer” y nos quejamos porque no nos alcanza o porque no somos felices, ¡es injusto! llegamos a decir…
Pensamos demasiado y eso nos deja cieg@s a cosas tan simples y a la vez poderosas como dar y recibir. Es una ceguera que se ha normalizado tanto, que pocos la cuestionan. Una ceguera que consigue que cientos de oportunidades para dar y recibir, cada día, vuelvan a la cola esperando que a les toque otra vez y está vez estemos atentos.

Dar es entregar, ofrecer, alumbrar, dejar pasar, crear…
Recibir es aceptar, abrirse, admitir, ceder, acoger….

Dar y recibir es un baile de pequeños actos de gran impacto que se pueden automatizar y que despiertan y conectan las almas.

Puedes hacerlo decenas de veces al día y tiene un efecto alucinante.

Reaprende a dar como lo hace el niño, sin esperar nada a cambio, de forma incondicional.

Siempre que das de corazón, recibes. Pero si das esperando recibir ya no estás dando plenamente sino condicionadamente.
El dar es un acto que en si mismo ya resuena con tu interior lo suficiente, como para vibrar en la abundancia que eres.
El recibir quiere entenderse de forma global, es decir, si le das a una persona y no recibes de esa misma persona, no quiere decir que estés recibiendo. En lugar de cerrarte y quejarte porque esa persona no hace lo que te da, solamente recuerda el concepto global y recibirás de alguien más.

Como algunos cambio de hábito, da y recibir, puede requerir práctica al inicio.
Empieza con algo pequeño, da una sonrisa, cede el paso, escucha en silencio, visualiza, párate a ayudar a alguien que lo necesita aunque llegues tarde, regala algo porque sí, deja más propina, etc.
Adopta una postura receptiva, permite que te sea dado a ti, acepta un piropo, siente un abrazo, déjate invitar. Eso mantiene en movimiento la energía, eso permite a otra persona dar, en cambio si no recibes, bloqueas la energía y igual que si no das.

Tu vida está llena de regalos sin abrir, que seguirán estando ahí hasta que decidas abrirlos. Uno de ellos es practicar el arte de dar y recibir.

Tienes cientos de oportunidades al día que a partir de este momento verás más claramente, y entrar en este flujo de la vida es una de las formas de conexión más bellas y poderosas de esta existencia. Y una forma natural de empoderarse que solamente requiere la conciencia y la decisión para que el mundo en el que vivimos sea un lugar mejor.

Comparte

4 thoughts on “La Vida es el Regalo de Dar y Recibir

  1. Nélida Sorrosal

    Gracias Eva, es precioso, y lo que más me gusta es que tenemos ocasiones a cada instante para dar y recibir… eso ya es abundancia!!!
    Gracias por ser tan generosa y compartirlo

  2. Carolina

    Eva, gracias, me encanta este post. Es curioso cómo noto que cuando me cierro a dar también me cuesta recibir, y viceversa. Y cómo es cierto que a veces creo que lo que estoy dando a una persona debe serme devuelto por esa misma persona, mientras que hay millones de personas en el universo dispuestas a dar en diferentes momentos, y por eso es necesario estar abierto a recibir de tod@s, sin apuntar a nadie. Muy bonito, realmente “relajante”. Un abrazo!!

  3. Eva

    Gracias Carolina, me alegra mucho que te haya servido 🙂 Un abrazo <3

  4. Eva

    Gracias Nélida a ti también!! Un abrazo <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>