Las Infinitas Caras de Amor

La mayoría de los «adultos» ven tan solo las cinco primeras: familia, pareja, amigos,  animales de compañía y prosperidad 🙂 .

Ese es nuestro «gran filtro», el que no nos permite ver y sentir más allá de lo que nos han enseñado o lo que hemos visto.

Pero el amor está en todas partes, en todas las cosas, en todas las personas…es algo que lo han cantado, escrito, pintado, etc..los artistas de todos los tiempos.

El amor está en la sonrisa de un desconocido, en el andar de una persona mayor, en la luz de un cambio de estación, en los ojos de un niño, en la belleza de un árbol, en la caricia del viento, en una conversación, en las sensaciones, en recibir ayuda, en el sol, en la luna, en atreverse, en soñar, en las lágrimas, en los colores, el amanecer, en tu profunda mirada……….voy a para o este va a ser el post mas largo que he escrito 😀

Que el amor está en todas partes no es un tópico es una «realidad», sólo necesitamos encontrar nuestros propios filtros para poder verlo y sentirlo!!

Incluso en la más profunda soledad hay amor, sino no cabría la soledad… Crecemos con miedo a amar, miedo a mostrar nuestros sentimientos, nuestras emociones porqué eso es lo que hemos visto que «el amor duele» que nos pueden hacer daño, que sufriremos si amamos, que pueden abandonarnos, rechazarnos, ignorarnos….si pueden pero sólo si lo vemos de esa forma y lo consentimos!!

Nadie puede herirte sin tu consentimiento. Eleanor Roosevelt

En cuanto cambiamos el filtro de «el amor duele» todo cambia!

El miedo también es amor «camuflado» es una medida de protección. Si estoy en un barranco siento miedo, puedo morir, no quiero ¿porqué? ¿porqué me odio? no, porqué me amo, es amor!! Alguien puede tener un filtro muy potente que le diría: siento miedo porqué soy un cobarde y me odio por eso. Ser un cobarde es una «mala interpretación» de la autoprotección en el fondo también hay amor. Por tanto el miedo es una de las infinitas caras del amor que debemos empezar a amar para poder transformar y vivir cada día mas en paz 🙂

¡Para amar libremente a otro primero hay que sentirse libre y amado!

Si estamos «sufriendo» en el amor (relaciones, amistad, familia, etc…) es una señal de una falta de amor en nosotros mismos que seguramente arrastramos desde la infancia. Por tanto, una vez mas,  nos encontramos con otra cara del amor.Y esta cara nos muestra el camino hacia el cambio, hacia el amor!! Ver post sobre la «utilidad del sufrimiento».

Si empezamos a ampliar nuestro abanico del amor y estamos dispuestos a ver cada vez mas caras….se manifestarán cada vez más!! Este escrito puede ampliar ese abanico y como el mundo del amor es un mundo fractal él mismo se va multiplicando.

Nuestros «sistemas» tienden a la felicidad de forma natural

Así que dejándonos ir cada vez nos acercamos mas a nosotros mismos, a nuestra «verdad» y a nuestro amor.

*Por cierto la preciosidad de las fotos es mi sobrino Nico 😉

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.