Las Relaciones Completas están hechas de Amor Incondicional

La dirección de cualquier relación es la interior, ¿Cómo es tu relación contigo mism@s? ¿Cómo te tratas? ¿Cómo te ves?
Es sencillo contestar a esas preguntas observando como son tus relaciones.
El Amor Incondicional es el gran desconocido de las relaciones, la mayoría de relaciones amorosas, sean de pareja, de amistad, de familia y sobretodo 😀 las propias, se basan en el amor condicional, es decir, te quiero si haces esto, si me llamas, si te portas bien, si me haces feliz, si te quedas en casa etc…A eso se le ha llamado Amor y deberíamos llamarle apego.
Contigo mism@; si no consigues lo que quieres ¿Te amas?
Este tipo de amor es condicional y te separa de ser tu mism@…….y si no eres tu mism@, ¿Quién eres? El que se porta bien, el que saca buenas notas, la trabajadora…..y otro detalle a tener en cuenta; Los demás, ¿A quién está amando en realidad? A ti no :o.

Quiéreme por lo que soy y no por como quieres que sea

Tu felicidad es tu propia responsabilidad y de nadie más.
La media naranja implica que te falta una mitad, noooooo!!! Eres un ser completo y perfecto.
Aunque eso no es lo que aprendemos, ¿Cierto?
Mira este simple ejemplo, la mayoría de las canciones llamadas de “amor” rezan: “Sin ti me muero”, “te necesito como el aire que respiro”, “no puedo vivir sin ti”, “lo eres todo para mi”, “sin ti mi vida no tiene sentido”…..madre mía!! Y la otra persona? Pues nada más y nada menos que con la “responsabilidad” de la vida de alguien, ¿Podrá ser ella misma con este “peso”? ¿Su relación será completa?….recuerdo algún novio que amenazaba con suicidarse si le dejaba…mmmm Eso aprendemos del amor y queremos relaciones sinceras.

Es muy importante la manera en que comprendemos nuestras relaciones y los valores que estas tienen para nosotr@s, ¿Son nuestros? o ¿Son de otra persona?, es decir, ¿Te quieres y le quieres incondicionalmente? o ¿Lo haces como te querían mama y papa?; “Si me haces enfadar, no te quiero” :o. Las relaciones más importantes de nuestra niñez estuvieron llenas de condiciones, tanto que llegamos a hacer cosas que no queremos hacer para que otra persona no se enfade o se sienta “feliz”. Las razones por las que una persona se enfadas son suyas!! Y las razones por la que es feliz también!! Tú no tienes nada que ver, tu responsabilidad es estar siempre donde quieres estar y con mucho amor….del incondicional ;).
La condición mina la libertad y estando condicionad@ no eres tú sino quien quiere la otra persona que seas, entonces, no te quiere a ti sino a su idea de ti que debes satisfacer para recibir su amor.

Tal vez podemos empezar a amar desde lo incondicional y así no necesitaremos cambiar a nadie sino decidir si estamos con esa persona o no. Es el miedo lo que nos separa de amar incondicionalmente, el miedo a perder, a quedarnos solos, a no gustar, a equivocarnos, a ser rechazad@s.

Al amar de manera condicionada recibimos un amor devuelta condicionado también y eso solo alimenta al ego que pronto empieza a pedir más…
Aceptar las cosas como son es amarlas incondicionalmente. Dos personas se conocen y empiezan a relacionarse, todo va “bien”, después algún tiempo empiezan las condiciones porque quieres cosas que no tienes y esas son tus propias faltas y quieres que la otra persona las cubra, al cubrirlas porque se lo pides está dejando de ser él o ella misma y tanto el amor que das como el que recibes es condicional; para que se sienta “bien”, para que no se enfade…..igual que aprendimos con mama y papa. Al cabo de un tiempo te das cuenta de que no estás donde quieres estar y de que ni siquiera te reconoces. Cuando ocurre esto alégrate porque el amor condicional no está funcionando.
Suena sencillo, si? Y piensas: “Cómo lo pongo en práctica?”

1- Empieza por la gratitud: el amor incondicional aumenta agradeciendo, enfócate en agradecer lo que sea que estás viviendo. Por ejemplo si has empezado una relación y la persona no te llama cuando tu quieres, céntrate en lo que has vivido con esa persona, agradécelo y déjalo ir.
2- Sigue contigo: Pon tu Atención y tu Intención en amarte a ti incondicionalmente y ser feliz o estar en paz o como lo quieras llamar contigo mism@. Desde ahí si podrás amar incondicionalmente
3- Observa, Acepta y Aprende para ver como el amor incondicional crece y te conecta con otras personas en el mismo proceso.

Podemos compartir si estamos completos, si no lo estamos, en lugar de compartir partimos ya que solo entregamos una parte y con condiciones.

Amar es compatible con no querer estar con alguien.

Tal vez es una buena noticia que tantas personas estén en un momento de cambio, por llamarlo suavemente, así los valores pueden cuestionarse y empezar a relacionarnos desde el amor incondicional.

El Amor condicional es: Te amo si….el Amor Incondicional es: Te amo hagas lo que hagas.

 

2 comentarios

  1. Muchas Gracias Eva, me gustó mucho este artículo. En este momento estoy trabajando la gratitud y he de reconocer que es como si se allanara el camino. Al vivir una vibración alta te abre muchas puertas.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.