Lo que “tienes que hacer”….

IMG_1618

EXTRACTO DE UNA ENTREVISTA DE RADIO TRANSCRITA PARA TI

Nadie que te respete y te ame te dirá jamás lo que “tienes que hacer”, en realidad, nadie que se respete y se ame a si mism@ lo hará. Te dará su opinión, su visión, su perspectiva, su mapa, te dirá lo que él o ella haría y jamás lo que “tienes que hacer” porque el respeto es saber y sentir que tenemos todo lo que necesitamos para hacer todo lo que queramos y que cada persona tenemos nuestro propio y único camino, un camino que solamente cada uno puede andar aún en compañía de otros.

¿Cuantas veces dijiste ¡No me digas lo que tengo que hacer!? ¿recuerdas? y un día dejaste de decirlo y te rendiste, abandonaste la CONFIANZA EN TI.

A la mayoría no nos enseñaron a poner límites a los demás y tenemos miedo porque pensamos que la otra persona se va a enfadar o nos va a castigar. Tal vez lo haga porque así está programada, igualmente esa no es razón ni emoción para permitir a otras personas que te digan lo que tienes que hacer.

“Cuando alguien te dice lo que tienes que hacer, no confía en ti”

Nadie excepto tú puede decirte lo que “tienes que hacer”, de hecho ni siquiera tú deberías ser tan dur@ contigo mism@ y en lugar de decirte lo que “tienes que hacer”, decirte lo que decides hacer. Eso cambia la obligación por la elección.
Puedes elegir, eres libre, aunque las condiciones sociales no te digan lo mismo, lo eres. Lo importante está en tu interior y cuando alguien te dice lo que “tienes que” hacer, date cuenta si te sienta bien o no, y en lugar de tragar, conecta con tu guía interior y siente la libertad de poner un límite en esa situación.

No tienes que hacer nada, lo eliges libremente.

Incluso cuando haces algo que no quieres hacer porque otra persona te ha dicho lo que tienes que hacer, lo haces libremente, escoges hacer eso y no otra cosa, la transformación empieza con esa aceptación. La aceptación te permite sentir, y cuando sientes lo que ocurre en tu interior, al escuchar “tienes que”, te darás cuenta de tu antigua falta de confianza y tu intención renovada de expresarla:

Decirle a alguien: “te lo agradezco, no sigas diciéndome lo que tengo que hacer” es decirle al universo:
“Me he dado cuenta de que elijo mis decisiones y confío en mi

4s comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.