El abandono y el Miedo a la Soledad

«El miedo a la soledad es una forma de saber que estás separad@ de ti mism@»

En cuanto disfrutes de tu propia compañía ese miedo desaparecerá porque nunca estamos sol@s.

Muchas personas tienen esa sensación porque fueron abandonados por sus padres en guarderías cuando la madre era la protectora principal, o en cuartos oscuros para que se portaran bien o en gasolineras y carreteras, bajo la «broma» pesada y castigadora de : «Te voy a dejar aquí si no dejas de llorar»….El abandono, como amenaza para que el niño haga lo que los padres quieren está sorprendentemente normalizado y así has sido programad@. Por eso un ser «adulto» hace maravillas para que no le abandonen otra vez, y tal como aprendió, se porta bien esperando su recompensa de ser querido…

«Mereces ser amad@ por lo que eres y no por satisfacer las necesidades de los demás»

No es natural sentirse sol@ o abandonad@, lo aprendimos, l@s niñ@s deberían sentirse protegid@s y querid@s siempre sin importar lo que hagan, nadie se porta «mal» cuando se siente bien, además que «portarse mal» es un juicio basado en la insatisfacción de un adulto que ve en el niño alguien a quien educar y dirigir. Y me pregunto: ¿es que hemos olvidado que un día tuvimos esa edad?, ¿hemos olvidado lo importante que era para nosotros que nos respetaran y amaran por lo que éramos? ¿hemos olvidado que necesitábamos correr, saltar y gritar, en lugar de chupar un chupete y estar calladit@?.

Si te molesta lo que hace un niño, tienes una oportunidad de cambio gigantesca… 

Cuando un niño piensa que van a dejarlo solo se aterroriza, siente un miedo tremendo y hace lo que sea para que no le abandonen. ¿Es esa la relación que queremos con los niñ@s? ¿Que hagan las cosas por miedo? Ese miedo viene porque depende de sus padres y cuidadores y sabe que sin ellos no sobrevive y por eso sucumbe a sus amenazas…..

«L@s niñ@s se sienten amenzad@s cuando un adulto les castiga y crecen con el miedo al abandono y a la soledad»

Este miedo cuando somos adultos ya no sirve, es decir, ya no somos dependientes, ya no necesitamos a mama para sobrevivir y ahora creemos que necesitamos una «pareja», que si alguien no nos quiere o jura querernos para siempre estamos perdid@s y no estamos complet@s. Sólo es el miedo al abandono infantil al que aún no le has puesto luz, un miedo que te obligó, por razones de supervivencia a alejarte de ti mism@y ahora sientes esa separación.

«Conocerte es el primer paso hacia la relación más importante de tu vida, la relación contigo mism@»

Cuando te encuentras a ti mism@ sientes la plenitud de la existencia y nunca jamás vuelves a temer ser abandonad@. Ya no necesitas hacer nada para que otras personas te quieran, ni siquiera para que tu madre, padre, herman@s, marido, mujer, amig@s te quieran porque has encontrado el amor verdadero, la relación perfecta y eterna. La soledad es ahora un bálsamo para el alma donde disfrutar de ti y de todo.

Para encontrarte, es importante pasar tiempo contigo a solas, dejar de buscar compañía, hacer cosas contigo, viajar sol@ y sentir la vida desde dentro. Entonces recuperas esa sensación de plenitud y satisfacción y puedes disfrutar sin miedos ni apegos de cualquier relación que tengas porque ya no te asusta perder , o que te abandonen y puedes ser tú, y tú eres lo mejor que te ha pasado.

Pasar tiempo contigo mism@ es la decisión que abre las puertas a encontrar el amor verdadero que dejaste de lado hace mucho tiempo y que sigue esperándote.

4 comentarios

  1. Gracias por este precioso y revelador artículo.

    Llegado justo en el momento perfecto.

    Y demostrándome una vez más que todo es perfecto tal y como es.

    Gracias por compartir.

    Gracias, Gracias, Gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.