Saber Cuando Estás Preparado

Cuanto más conectados estamos con nosotros mismos mejor podemos interpretar «las señales» de nuestro corazón.

Lo haciamos cuando eramos pequeños ¿recuerdas? Si te aburrías de jugar con algo o con alguien ¿qué hacías? quedarte ahí  diciendo:

«Esto no me gusta nada pero como es lo que «toca» me voy a quedar aquí con esto o este que es un rollo»

No, cambiabas naturalmente 🙂 seguramente ibas a buscar algo mas divertido.

Eso era seguir al corazón.

En cambio ahora estás con alguien con quien te aburres o en un lugar que no quieres y te quedas ahí porque es lo que se tiene que hacer, lo que toca….

Y puedes decir que ya no somos niños o que esto ya no es un juego y mi pregunta es ¿Cómo lo sabes?

De pequeños nos enseñan como comportarnos, como sentarnos, como comer, como leer…..pero no como comprendernos, amarnos, liberarnos o seguir las señales de nuestro corazón.

Siempre nos dicen que hay que «usar la cabeza», pensarlo todo dos veces, contar hasta 10 antes de tomar una decisión, hacer lo que toca, etc… cualquier cosa menos escuchar al corazón! Por eso no tenemos ni idea como «escucharlo», además hay una paradoja en el hecho de escuchar al corazón ya que no nos habla exactamente, quien nos habla es nuestro ego, nuestra mente y literalmente lo hace, por eso podemos ver a algunas personas hablando solas, ¿solas?…así que vamos a cambiar «escuchar» al corazón por seguir al corazón 🙂

Este puede ser uno de nuestros cometidos: interpretar las señales, seguir al corazón, seguir nuestra intuición, conocernos…

Para mi cada ser es único y por eso saber cuando estamos preparados también lo es…..y aquí es donde entra la figura del maestro como ayuda. Si ha aparecido «el maestro» es que estamos preparados. ¿Cuántas personas, cosas o circunstancias estás viendo como maestros ahora mismo? o lo que es lo mismo, ¿A qué le tienes miedo? ¿Qué no te atreves a hacer? ¿Qué te molesta de esa persona? ¿A quién no aguantas? ¿Qué te enfada?…

Esas son las primeras señales cuando aún estamos muy desconectados de nuestro poder personal.

Primero las señales de nuestro corazón, esos «maestros», son visibles y están «fuera» para que podamos verlas.

Luego, cuando estamos preparados y las seguimos, empiezan a volverse mas sutiles y mas interiores, hasta que podemos caminar al paso que marca nuestro corazón y vivir la vida que deseamos en todo momento!!

No importa si vives la vida con miedo o sin miedo porque si verdaderamente «la VIVES» el miedo desaparecerá!!

SIEMPRE ESTÁS PREPARADO

Un comentario

Los comentarios están cerrados.