Salir del Espiral del Sufrimiento

25814623_sPodemos elegir donde poner nuestra atención, incluso cuando ocurre algo que consideramos injusto, terrible, malo o catastrófico.

Cada persona necesita tener un espacio en el que se sienta segura de poder expresar y compartir sus frustraciones, enfados, malestares o las emociones que sea que esté sintiendo, y saber que va a recibir consuelo auténtico, es decir, acompañamiento respetuoso.
De esta manera, en un plazo de tiempo, cada persona el suyo, podremos liberarnos del sufrimiento y seguir con lo que realmente queremos vivir. En cambio, dada nuestra programación basada en el castigo o la recompensa, solemos entrar en un espiral de queja, crítica e incluso odio que acaba aumentando nuestro sufrimiento, en lugar de dejarlo ir.

Cuando ocurre un suceso que consideramos injusto, como darnos cuenta de que llevamos uno, diez o veinte años en una relación “dañina”, o estamos haciendo algo que nos perjudica, o cuando termina algo que no queremos que termine o vivimos una perdida que consideramos injusta y por tanto, detectamos sufrimiento, es útil hacer un alto y pararnos a reflexionar:

Cualquier forma de sufrimiento de la que podemos ser testigos, tiene una utilidad: la conciencia.

Transformarse gracias al “sufrimiento” es salir del espiral de ese sufrimiento y contribuir a disminuir su nivel en el mundo. Es como el fuego, si hay un incendio en una montaña, de nada sirve que hayan más incendios en otros lugares cuando tenemos noticias de la montaña incendiada o pronto se juntarán todos los fuegos encendidos por la existencia del primero y se creará un incendio inmenso. Un claro ejemplo son los sucesos que ocurren en nuestro planeta y son mostrados por los medios de comunicación. Algo ocurre, nos sentamos delante de la pantalla recibiendo la información tal como nos la dan, sin filtros, eso “nos hace sufrir”, y nos “incendiamos” aparentemente justificados por la sensación de injusticia que estamos viendo y cuando salimos a la calle, o incluso en el mismo sofá, empezamos a soltar ese fuego por la boca y coincidimos con otras personas que hacen lo mismo. Hemos amplificado el incendio, hemos añadido más sufrimiento al sufrimiento inicial, ahora el incendio es inmenso.

Lo mismo se aplica a cosas más personales. El otro día en una conversación con una persona, ésta decía:
Pues yo salgo de un matrimonio de quince años horrible.
El chico estaba sentado en una mesa con su actual pareja al lado que miraba a lo lejos.
Continúa el chico.
Me trataba fatal, me insultaba.
Su actual pareja iba acariciando su pierna por debajo de la mesa, en modo, “estoy contigo”.
Voy a un psicólogo -decía- porque no puedo con el sufrimiento después de quince años.
Repitió lo de los quince años cuatro veces en cinco minutos, seguía encendiendo el fuego de su sufrimiento y no podía ver que estaba rodeado de luz, a su lado y en frente, y por eso seguía en su espiral de sufrimiento.

Nos enseñan a darle vueltas y vueltas a lo mismo, y eso alimenta el sufrimiento, es momento de ponerle conciencia. Utiliza tu libertad para ser responsable de tus actos y tus pensamientos.

El ser humano tiende a la paz y a la armonía. En lugar de quejarnos por algo que ha ocurrido, y provocar más incendios, hablémosle mejor a nuestros niños, a nuestra madre, a los vecino, démonos cuenta de lo que tenemos y de quien está a nuestro lado o enfrente, valoremos a nuestros amigos y pasemos más tiempo con nosotros mismos.
Si te gritaron, elige hablar aún con más amor.
Si te sientes herid@, en lugar de ponerte a la defensiva con la próxima persona que aparezca en tu vida, muestra tus heridas que con ayuda se pueden curar antes eso es salir del sufrimiento.

Todas las cosas que vivimos, hayan durado quince o setenta años, o cinco minutos, deberían servirnos para vivir más plenamente, para ser más amorosos con los demás, para ser cuidadosos y respetuosos con nuestras palabras y actos, para vivir más intensamente, para observar, para dejar de juzgar, para encender la luz y apagar “los incendios”
Las separaciones e incluso las perdidas inesperadas nos enseñan que sólo existe el momento presente y que es inútil gastarlo para culpabilizar, es mejor hacernos responsables y utilizar nuestro poder de elegir.

No esperemos a vivir otra perdida para darnos cuenta de que no vivimos como nos gustaría vivir. Decimos cualquier cosa pensando que podremos pedir perdón y deberíamos decir solamente lo que podemos decir con tanto amor que los ojos de quien escucha solo puedan brillar más.

Vivir el presente es escoger las palabras que pronunciamos con la sensación de que podrían quedar como la última que digamos, es ser conscientes de nuestros actos para que los guíe nuestro corazón y no nuestro ego.

Vivir el presente es amar con tanta fuerza que cualquier barrera, incluida la del sufrimiento, se derriba sólo acercarnos porque todos necesitamos lo mismo, todos necesitamos amor y el amor está por todas partes cuando sales del espiral del sufrimiento.

Comparte

6 thoughts on “Salir del Espiral del Sufrimiento

  1. Muy inspirado e inspirador post Eva, enhorabuena!
    Transformarse a través del sufrimiento…aprender de los errores, no estar todo el rato recordando los “incendios” anteriores ni regodearnos en las cosas malas y en las experiencias negativas que nos hayan ocurrido (con éso siempre lo que hacemos es “traerlas” de nuevo desde el pasado hasta el presente, y no nos proporcionará más que dolor…), o como yo me repito hace tiempo “empezar a ocuparse en lugar de preocuparse…”
    Prácticas a realizar,no solamente sanas sino totalmente necesarias…
    Saludos, gracias y suerte en todo!
    Gonzalo

  2. Eva

    Muchas gracias por tu comentario Gonzalo. Un abrazo

  3. JOSE

    hola Eva ,estuve leyendo tu página y me interesó mucho esto del Psych k , soy de Argentina, tengo tyranstorno de ansiedad y muchos miedos y dejé de hacer sesiones con mi psiquiatra porque no veía mucho avance y me incliné por otras cuestiones por ejemplo hago balancing , estoy convencido que el cambio viene por ahí, creo mucho en todo esto de la energía , de las creencias y que hay que modificarlas, lamentablemnete caigo seguido en el espiral de los pensamientos relativo a preocupaciones y miedos , como puedo hacer para hacer Psych k contigo, se puede por internet? , de que manera y me gustaría saber cual es el costo, si queres escribime a mi correo, un abrazo de luz.

  4. Lorenza I Guerrero

    Hola Eva, mi nombre es Lorenza, te felicito por tu inmenso servicio hacia los demás. Definitivamente quisiera salir del espiral de sufrimiento tanto físico como emocional en el que me encuentro. Estoy muy interesada en tomar los talleres de PSYCH-K para atraer abundancia en mi vida. Vivo cerca a la ciudad de Atlántic City, New Jersey. Mi pregunta es si puedo recibir los cursos y/o terapia a través de skype o si hay un sitio cercano a mi lugar de residencia donde pueda ir y tomarlos en algún determinado momento. Te agradecería mucho que me orientaras porque no veo en la lista de las personas que dictan estos talleres en esta área de South Jersey. Si alguien viniera (ojalá y fueses tú) yo podría reunir a un grupo de personas. De ser posibile, me gustaría saber los costos y demás en cualquiera de estos casos. Gracias nuevamente por tomar parte de tu valioso tiempo en contestar mi inquietud. Dios te siga bendiciendo.

  5. Julian

    Que bonitas palabras, deberian hablarnos asi en los colegios de niños, enseñarnos lo que es la vida y como afrontarla.

  6. Eva

    Gracias por tu comentario Julian. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>