¿Ser Alguien? Ser Yo

Tienes tu lugar en el mundo y no tiene nada que ver con tu trabajo o con el modelo de coche que conduces o con la edad que crees tener, tiene que ver con tu sentido de ti mism@, lo demás es una consecuencia de ese sentir.

Te han enseñado que «tanto tienes, tanto vales» y ese «tienes» suele ser material, así usamos la mayoría de nuestro maravilloso tiempo en ganar, tener, demostrar, acumular, conseguir y dejamos de lado lo más importante: Ocupar nuestro lugar en el mundo o dicho de otra manera: ser nosotr@s mism@s, ser autentic@s….

Estamos en la «trampa» del estoy demasiado ocupado para eso o tengo problemas que solucionar, hasta que un día caemos enfermos o algo más fuerte, y no me refiere a la muerte, porque ahí sí que tus problemas egóticos se han terminado y todo lo que has ganado no te sirve de nada, me refiero a lo que llamamos accidentes, también conocidos como «desgracias» y que deberíamos llamar «llamadas de atención»… ese día empezamos a reflexionar sobre el lugar que donde estamos, y a que dedicamos nuestro tiempo.

Algun@s estamos tan domesticados que estudiamos las mismas cosas para tener una «educación» y «ser alguien el día de mañana», nos separamos del jugar, del experimentar, del ensuciarnos, del descubrir, del crear, del disfrutar, del arriesgar, del sentir….para ser ese «alguien el día de mañana».

«Yo no quiero quiero ser «alguien», solo quiero ser yo»

Casi sin darnos cuenta, ya nos estamos mirando en el reflejo de un escaparte para comprobar que nuestra imagen refleja ese «alguien» que hay que ser para triunfar o estamos leyendo libros para mejorar o seguimos a «maestros» para que nos enseñen como se hace eso de ser un@ mism@, como puedo ser «yo».

«Tu corazón no necesita triunfos sino sentir la vida desde dentro»

Ya eres alguien, desde que naciste, eres tú, la persona más importante de tu vida, eres auténtic@ cuando haces las cosas por el mero hecho de hacerlas, cuando sonríes, cuando bailas, cuando no haces nada, cuando te apasionas, cuando respiras con conciencia, cuando ayudas, cuando observas, cuando disfrutas de lo que haces, cuando amas, cuando descubres, cuando creas, etc…

«De pequeñ@ crecías siendo tú, sin necesidad de «hacer nada»».

Lo que no te han contado es que esos problemas se esfuman cuando eres tu mism@ y ocupas tu lugar en el mundo que es tuyo y de nadie más, no hace falta que te examines más, que estudies más o que hagas más cursos.

Tienes tu lugar en el mundo, es un lugar donde te sientes tú, donde sientes la vida, la calma, la paz, la tranquilidad, la alegría, la pasión y la seguridad de tu existencia y desde donde puede hacer todo lo que quieras.

Cierra los ojos, respira profundamente y pregúntate ¿Estoy ocupando mi lugar el mundo? y espera en silencio la respuesta desde dentro, si la respuesta es SI magnífico y si la respuesta es no, magnífico también, porque ya tienes tu casilla de salida, es exactamente donde estás ahora mismo, con lo que tienes, no necesitas nada más para empezar a caminar hacia ti…GRACIAS!!

9 comentarios

  1. Qué cierto, hace un tiempo escribí un entrada que hablaba de los mismo. Es lindo darse cuenta que somos muchos los que pensamos así. Te mando un abrazo 🙂

  2. Cada vez que te leo o escucho me asemejo mas a tus creencias. Sin personas como tú posiblemente me hubiera costado más entender. Gracias por transmitir. Gracias por sentir que mi camino esta siendo correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.