Te Veo


tete

Sólo cuando empezamos a respetar y aceptar a las personas tal como son, podemos verlas y conocerlas de verdad.

Decimos que queremos a alguien pero nos enfadamos cuando no hace lo que creemos que tendría que hacer, por eso deberíamos decir: “te quiero cuando haces esto” y nos daríamos cuenta de que no le queremos de verdad porque intentamos que sea diferente.
Siempre es con buena intención. Queremos verle mejorando, triunfando, siendo feliz, con amigos, cambiando, teniendo éxito, ganando dinero, realizado, etc. sin darnos cuenta que, haciendo eso, no le estamos viendo…..le estamos juzgando.

Cuando juzgamos no podemos ver con el corazón.

Recuerdo como si fuera hoy el día que me di cuenta de que eso estaba haciendo contigo, evidenciaba juzgando, que no confiaba en que pudieras ser lo que tú quieres ser, te creía dependiente…fue como una revelación universal:
Cuando vemos “mal” a alguien, hablamos con otras personas de esa situación y de como está esa persona, sin darnos ni cuenta de que estamos perpetuando ese “mal” que vemos. Tal vez de manera inconsciente cumplimos el papel de “cuidadores”….Utilizamos la situación de otra persona para justificar la valía de una parte de nuestra personalidad que sigue un papel impuesto por la sociedad.

Un día aprendí gracias a ti y mi forma de verte por fin como un reflejo, que tampoco confiaba en mi, eso es lo que nos enseñaron, fuimos los pequeños de la casa…y decidí verte como realmente eres: un ser completo, vivo y maravilloso con todos los recursos que necesitas para todo lo que deseas.
Y ahí lo entendí:

Cuando dejamos de querer ayudar y de intentar enseñar a otras personas, podemos disfrutar de ellas, de su compañía, de sus palabras, de sus risas, de los paseos, del silencio, de señalar la luna… Así desaparecen las condiciones y entra a jugar con nosotros la autenticidad del amor incondicional verdadero que une a todos los seres del planeta y del que nos podemos enriquecer cuando entendemos que todo es perfecto tal y como es.

Ese día, hermano, te volví a ver de verdad, como hacía de niña cuando disfrutamos de la vida juntos. Vi el ser que eres y no el ser que quería que fueras, vi tu potencialidad en tu ahora, en lugar de en tu futuro condicionado, y pasaste a enseñarme tú sin intención ninguna (condición del “verdadero” aprendizaje).

Hagamos lo que hagamos es lo mejor que podemos hacer. A esta comprensión le sigue un sentimiento de confianza plena en las personas.

Todo es magnífico cuando hay amor verdadero, nada necesita ser diferente. Desde Ahí conectamos con los momentos de disfrute sin condiciones, tal como son, sin necesidad de que cambien, ni siquiera de que la persona con la que estamos se sienta mejor porque ya somos todo que queremos ser.

Para ver a alguien solamente necesitamos espacio y confianza; los dos grandes acompañantes del respeto.

Me siento profundamente agradecida y afortunada de compartir esta existencia contigo mi querido hermano. Gracias por la inspiración. Te quiero mucho <3

8 comentarios

  1. Por emotiva y maravillosa alusión, me sumo a esta bonita y sincera visión de una realidad “tal como es” Cuando no tengo palabras que decir, siento que es perfecto, y solo mis ojos son los que pueden describir con DOS lagrimas de felicidad lo mucho que os quiero. Porque amar intensamente sin más y sin contraindicaciones, también ha significado un aprendizaje para mi… que ya he aprendido.

  2. sin duda hermoso. cuando deje de ver con los hojos del cuerpo tardè 12 años para poder volver a verte hermano mio! el solo sentirte,oler el aroma que despide tu cuerpo, y no me refiero a la colonia que usas, tu aroma de cuerpo vivo,el aseptarte tal y como heres , apenas comprendì que me estaba aseptando a mi mismo, como lo que mensionas del espejo perfecto , yo solo no veo con los hojos del cuerpo, pero puedo sentirte desde mi alma , por que tu alma y la mìa estaràn conectadas por una eternidad. te amo hermano .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.