Tu Propio Ritmo y Los Límites en el Cambio

Respeta tu propio ritmo para que puedas sentir cada paso que das. Estamos educados para seguir el ritmo de la clase, de nuestros hermanos, de la vecina, de los adultos, etcétera y no conocemos el nuestro. Todos los seres de este planeta somos únicos y tenemos nuestro propio ritmo, respetarlo es respetar la vida que hay en nosotros y así podemos llegar donde queramos.

Es momento de que todo lo que hagas sea porque quieres hacerlo, porque sientes que quieres hacerlo y porque sabes que quieres hacerlo nunca porque otra persona te lo dice o por querer ser mejor que ella….

Encontrar los límites es una manera de marcar tu ritmo. Y esos límites se irán superando cada vez que los reconozcas.

Los límites en cualquier situación dependen del sistema de creencias de cada persona, igual que los límites de la flexibilidad corporal dependen de las características del cuerpo en ese momento. Es decir, aunque alguien te enseñe que puedes tocar con la cabeza el suelo manteniendo las piernas abiertas y seguramente tiene razón, falta poner el límite de tu momento, entonces, hacerlo cuando tu cuerpo esté preparado y sea suficientemente flexible para ello. En este caso es obvio donde está el límite porque cuando vayas a poner la cabeza en el suelo, notarás que tu cuerpo dice: Hasta aquí 😀 y por eso se puede superar y volverte cada vez más flexible corporalmente, en cambio si lo fuerzas puede que te hagas daño.

Lo mismo ocurre con los cambios, en realidad, nuestro sistema dice igual que el cuerpo: Hasta Aquí 😀 pero la mayoría hemos sido educados para separarnos de nuestras sensaciones, emociones, sentidos íntimos e intuición, por eso, podemos caminar sin sentir nuestros propios pies, teclear sin sentir los dedos, comer sin saborear, discutir sin sentir nuestro corazón, hacer algo que no nos guste sin rechistar….así que aunque exista un: Hasta Aquí 😀 , no lo escuchamos y es fácil que veamos un resultado provocado por esa acción que sobrepasó un límite.

Lees un libro de autoayuda o vas a un taller donde escuchas que se puede ser millonario y para eso solo hay que vivir como un millonario, y empiezas a gastarte todo el dinero que tus creencias guardan cautelosamente «por si a caso»….ahí tu cambio viene de fuera,  quieres hacer lo que hace otra persona porque quieres tener lo que ella tiene o sentirte como ella se siente pero esa persona no eres tú, tú tienes tu propio sistema de creencias. Por supuesto que puedes cambiar y ser millonario si es lo que quieres, igual que puedes volverte más flexible pero si aún no lo eres cuando vayas a poner la cabeza en suelo escucharás: Hasta Aquí 😀 y ese límite te marcará el ritmo.

He visto algunas personas tener un accidente de moto por seguir el ritmo de otro; «si él puede, yo puedo»-decían- y tenían razón, aunque se olvidaron de seguir su propio ritmo. Por supuesto que se puede tener éxito siguiendo a otra persona pero eso dependerá del sistema de creencias de cada un@, por eso quieres estar muy atent@ a las señales, a las sensaciones, a tu intuición….parar y sentir, entonces decidir desde el corazón.

Las personas de tu alrededor pueden servirte de espejo y por eso es maravilloso poder leer situaciones de éxito, mantener conversaciones con amig@s o asistir a seminarios donde hay ejemplos de superación y aprender lo que te apetezca. Cuando lo incorpores a tu vida ten en cuenta que tú eres tú y solo tú puedes saber cuando es el momento de hacer algo, nadie más.

Bruce Lipton en su segundo libro La Biología de la Transformación hablando de las creencias explica que hay personas que pueden beber veneno mortal y no les pasa nada pero que si tienes un ápice de duda……no lo pruebes!!

Sin darnos cuenta hacemos muchas cosas para que nos quieran, para tener éxito, para ser digno, para gustar y somos capaces de «beber veneno» porque alguien lo ha dicho.

Actúa solo cuando de verdad así lo sientas desde de ti, si es necesario pregúntate hasta que obtengas la respuesta. Cuando fuiste bebe y empezaste a caminar, te pusiste de pie cuando estabas preparado no antes y aunque te caíste muchas veces volviste a levantarte por ti mismo (si te ayudaron mucho a levantarte de bebe probablemente ahora sigues buscando esa ayuda de otro, de fuera, para «levantarte», también puedes cambiarlo 😉 ). Si sigues el camino de otra persona sin tener en cuenta tus propios límites, el universo, la vida o como quieras llamarle envía señales para mostrarte con amor que ese no es tu camino sino el de otra persona y que tú tienes el tuyo propio, es decir:

EL UNIVERSO TE ANIMA A SER TU MISM@

«Conócete a ti mism@» y «Ámate tal como eres» son las dos acciones que te llevarán a poder transformar cualquier cosa quieras de manera congruente y armónica. Es el cambio desde tu interior, porque quieres, porque lo sientes y porque lo sabes.

4 comentarios

  1. Queeeee lindo!,,,
    Besossss evita san
    Leer lo que nos mandas es como repasar lo que hemos aprendido. Reforzarlo y mejor aún ……ya esta resumido!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.