Una Conversación sobre el Miedo y el Peligro

pasion_motoEstaba en Montevideo dando un taller avanzado de PSYCH-K, era un mes de noviembre y el tercer viaje a esa ciudad. A la hora de la comida vino a visitarnos una facilitadora de PSYCH-K, que hizo el taller la vez anterior y que llamaré Laura.

Laura se sentó a nuestro lado para conversar sobre los cambios que habíamos vivido. Dijo:
Ya he visto tu foto en el facebook con la moto nueva, ¡Guau!
Se refería a una foto que colgué encima de mi nueva moto, una preciosidad de 120 cv. Aún se ven pocas mujeres, en mi opinión, encima de motos que pesan 180 kilos así que llama bastante la atención.
¿Te gusta? Le respondí
– ¿Cómo te atreves a manejar semejante máquina? ¿No te da miedo?
Y sin esperar respuesta prosiguió:
A mi me dan mucho miedo y mi hijo es un enamorado de las motos, es de aquellos que se le van los ojos cada vez que escucha o ve una moto, y yo no le dejo que tenga una porqué tengo mucho miedo.
Supongo que mi cara se transformó porque sentí desde dentro una sensación que poco podía disimular ni aunque lo quisiera.
Me caracterizo por ser muy directa con las cosas que quiero decir y eso provoca todo tipo de actuaciones y reacciones en las diferentes personas que lo experimentan.
Respiré hondo unas tres veces antes de decirle:
Si claro como si no hubiera riesgo en pasarse la vida haciendo algo que no te gusta, eso si que debería aterrarnos y no la muerte o los “accidentes”.
Tal como escuchó las palabras hizo como si no me hubiera oído y prosiguió.
Pero las motos son muy peligrosas.
Y empezó a enumerar razones que hacen considerar la moto un peligro. La interrumpí y puse mi intención en expresar lo que sentía con mucho amor, ya que es un tema “delicado” sobre todo para una madre:
¿De que vale vivir muchos años si no haces lo que te gusta?. Es muy triste vivir sin hacer lo que te apasiona, mucho más triste que morirse, en mi opinión. Somos la generación del “dedícate a algo seguro y olvídate de lo que te gusta”, con razón vivimos el indice de depresión más alto de la historia. Con tu actitud te aseguras tener un hijo no va a caerse de una moto, por lo menos de una moto que le ha comprado su madre pero que será infeliz por no poder hacer lo que le gusta….
La cara de Laura empezó a mostrar una expresión de duda.

Una actitud así es en muchas direcciones miseria asegurada y justificada bajo una seguridad completamente falsa. Además que, en el caso concreto del que hablábamos, conducir una moto no es sinónimo de peligro….y no conducirla tampoco es sinónimo de vivir muchos años.
En mi opinión, la mayoría de personas viven una vida miserable por miedo, un miedo infantil, que coarta la felicidad porque anula la libertad que nos pertenece por derecho de vida.
La mirada de Laura iba cambiando según escuchaba esas palabras y sentía la energía de todo mi ser. Aún decía:
Es que me da miedo.
– Ya lo sé, y me parece respetable pero es tu miedo y no el de tu hijo, te corresponde a ti gestionarlo y no a él cargarlo.
Laura es facilitadora de PSYCH-K así que dispone de una herramienta poderosa de cambio.

Le mostré una pulsera rosa que aún llevaba en mi muñeca, me la habían puesto para pilotar en un circuito hacía un mes. Con la expresión de satisfacción por haber cumplido uno de mis sueños, y después de relatar mi pequeña aventura, dije:

Claro que sentí miedo, y me di cuenta de que no era mi propio miedo, sino un miedo que había heredado, por eso tan pronto como decidí vivir la experiencia igualmente, se esfumó. Tan pronto como empece a dar gas ese falso miedo se convirtió en pasión y en vida, y…..¡Aquí estoy!

Ahora, mientras hablaba con Laura sobre mi experiencia volvía a sentir los ojos con lágrimas de la emoción de transmitir ese mensaje y volver a sentir la sensación de vivir un sueño. Le dije:
Si alguien en mi niñez se hubiera fijado en lo que me hacía feliz y me lo hubiera facilitado sería una pilota maravillosa. La mayoría de sensaciones de peligro no son reales, muchos jóvenes pasan horas bebiendo alcohol y perdiendo el sentido, eso no nos parece tan peligroso como pilotar una moto y lo es. 

Ahora Laura abría mucho los ojos y asentía con la cabeza.

La experiencia de expresar, a una madre cegada por la preocupación, lo que significa vivir una vida sin hacer lo que amas todos los días de su vida, estaba siendo muy emotiva.

Laura sonrió y me dio las gracias.

Creo que hubo una transmisión, no solo con palabras, de VIDA, de la sensación de vivir nuestros sueños y de estar haciendo algo maravilloso.

Al día siguiente cuando nos despedimos, Laura dijo:
He reflexionado sobre nuestra conversación de ayer y ¿Sabes qué?
¿Qué?– Le respondí
Mi hijo te adora

“Nuestros miedos son propios, dejemos de traspasarlos a los que vienen para que puedan vivir sus vidas exactamente como ell@s eligen vivirlas”

“El único peligro verdadero es vivir una vida sin hacer lo que amamos”

Henry Rochatin, de 80 años lo demuestra 😉

Compartelo
Facebook Twitter Pinterest Email

16 thoughts on “Una Conversación sobre el Miedo y el Peligro

  1. Maravilloso mi amor!!! 😀 😀 😀

  2. Tere

    Hola Eva, tens molta raó! Tot i que entenc a aquesta mare perquè a mi em passa. La por és una cadena. Poc a poc hem d’anar tallant-la. Petonets!!!

  3. Cesar

    Fantástico relato Eva, además hiciste una reflexión de un tema que domino como terapeuta en drogodependencias , por lo tanto doblemente fantástico.
    Beso fuerte!!!!!

    Cesar

  4. Cristóbal

    Muy bien compañera, me ocurrió algo parecido cuando hace unos años me enfrente ha hacer espéleo y barranquismo ahora me encanta y me ha ayudado ha enfrentarme a mis miedos y a mi vida con más fuerza, próximo reto volar en parapente…

    Un beso.

    Cristóbal.

  5. Jesús

    ¡Que artículo mas bueno Eva.! Muchas Gracias.

  6. Como siempre, me encanta!!! Justo hoy hablaba con un cliente de Los 4acuerdos, y luego he recibido un mensaje con un resumen de los mismos. Que buen legado cuando conseguimos irnos llevándonos lo nuestro si no hemos sabido gestionarlo antes 😉

  7. cristo romero

    Guao, excelente eva. Muchos miedos son infundados por padres que por apego a sus hijos no les dejan vivir sus experiencias de vida. Los padres con el corazon en la boca pronunciamos: Vuela, vuela alto y cuentame que tal se siente estar en las alturas. Para ello montate en mis hombros. Lanzate.

  8. Ja som dos els que t’adorem REINAAAAA!!!
    El seu fill i JOOOOO!!!!! <3

    Petonsssss
    Maria

  9. Silvia Elena

    Guauuuuuuuuu! , evita san.
    Me conmovió
    Besooooooo

  10. qk schwantz

    Los sueños que no los apague nadieee….
    Yo no se por que me venía de muy atras sacarme una estrella de buceo, pues lo hice el verano pasado con el mejor equipo que te puedas echar a la cara los GEAS.
    Miedo, muchisimo, el queria entrar por la puerta y yo le tiraba burbujas.
    IMPRESIONANTE la experiencia. Solo me guie por un pensamiento…… dicen: Tú ten la sensación que vuelas……ufff se me heriza too. Un saludo.

  11. Eva

    Gracias QK y felicidades por la “estrella” 😉

  12. qk schwantz

    A ti amor, por tener ese arte.

  13. Fran

    El miedo paraliza y nos obstruye de nuestra raíz perspectiva. Me gustaría hacerte una pregunta Eva: ¿Porque una moto ? Sabes que contamina nuestra naturaleza , ¿porque no una bici de carretera? Gracias por todo tu aporte lleno de vitalidad, sabiduría y luz.

  14. Eva

    Gracias Fran por tu comentario! Un abrazo

  15. Juan

    Por favor puedes describir el metodo (si existe) para erradicar las creencias instaladaas en el subconciente? muchas gracias

  16. Eva

    Querido Juan, gracias por tu comentario. Existen muchos métodos y en muchos formatos: Libros, talleres, vídeos, terapeutas, facilitadores.
    Se trata de encontrar el que más sea más congruente con tu sistema de creencias.
    Una búsqueda en Google y te salen todos.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>