Una transformadora manera de ayudar a alguien

Creo que nadie está en nuestra vida por causalidad, que todas y cada una de las personas son “importantes” para nuestro crecimiento personal, incluidas las que más nos hacen sentir, en cualquiera de sus modalidades, ya sea amor, odio, rabia, frustración, impotencia, etc. y sobre todo, especialmente, aquellas que creemos que necesitan nuestra ayuda.

Ayer, en una presentación, durante la ronda de preguntas una mujer preguntó:
Mujer: Eva, ¿Cómo se puede ayudar a alguien que está cerrado a todas “estas cosas”?
(Escribo el “estas cosas” entre comillas para señalar que todo y hablando de amor, empatía, generosidad, acompañamiento y demás, es interesante, que para muchas personas siguen siendo “estas cosas” pero gritar, insultar y criticar, a veces, están de lo más normalizado.)
Eva: ¿Para qué quieres ayudarle?
Mujer: ¿Cómo que para qué? Para que sea feliz, ahora no lo es.
Eva: ¿Se lo has preguntado?
Mujer: No pero sufre mucho y me gustaría verle feliz.
(Aquí tenemos una oportunidad de no suponer cosas y preguntar directamente..)
Eva: Genial, ¿Te das cuenta? Ya te has respondido a tu propia pregunta, solo hace falta escuchar lo que decimos, has dicho lo que tú puedes hacer por ella, ¡Verla feliz!
Mujer: Bueno pero cuando le digo algo que le puede ayudar se cierra en banda.
Eva: Claro, por eso lo que quieres dejar de hacer “decirle lo que tiene que hacer” para intentar cambiarla.
(Cuando le decimos a otra persona como tiene que ser o lo que tienes que hacer, estamos diciéndole:”yo se más que tú de como tiene que ser tu vida” y, en mi humilde opinión, transformar eso en confianza es clave en nuestras relaciones personales.)
Mujer: Yo no intento cambiarla….
(Eva deja un espacio suficiente para que las palabras de “defensa” resuenen en nuestros interiores, el suyo incluido…)
Eva: Y ¿sigues queriendo ayudarle?
Mujer: Sí claro pero no sé cómo.
Eva: Lo dijiste antes. ¿Recuerdas? Usa tu imaginación y cuando pienses en esa persona, imagínatela feliz.
Mujer: ¿Así de fácil?
(Esa es la razón por la que olvidamos o podríamos decir, la razón por la que descartamos acciones inmensamente poderosas porque las consideramos fáciles y “si no hay pena no hay gloria”, ¿verdad?)
Eva: Si quieres lo complicamos más (la mujer sonríe y las personas en sala la acompañan) y así le daremos la razón a nuestros padres con el famoso: “Quien algo quiere algo le….¿?”
Mujer acompañada por varias personas de la sala: Cuesta (más risas)
Eva: O tenemos la versión: “Sin pena no hay…¿?”
Mujer acompañada por varias personas de la sala: Gloria (aún más risas)
Eva: Querida, eres una mujer muy poderosa y puedes utilizar tu poder para ayudar si así lo deseas. Así imagínatela feliz y cuando lo sea me mandas un mensaje. (Eva sonríe de forma cómplice).
Mujer: Ya, claro, seguro….
(En ese momento se escuchó un dulce murmuro entre algunas personas de la sala, la mujer había expresado con su lenguaje no verbal una creencia muy importante respecto a la persona que quiere ayudar, “no confío en sea capaz de hacerlo”)
Eva: Esa persona está en tu vida por alguna razón y tú en la suya por alguna también. ¿Quieres ayudarla de verdad? Confía en ella. Utiliza el poder que tienes para verla feliz. Y sobretodo, cuando os relacionéis, procúrale un espacio donde pueda verse como en realidad es, maravillosa, como tú, un espacio sin juicios, un espacio con suficiente amor que abandone todo lo que cree sobre ella misma y se atreva a ser ella misma, desde ahí la transformación está asegurada o desaparecerá de tu vida porque que ya no vibrará contigo. Esa es la verdadera ayuda que podemos brindarle a otras personas porque en realidad son ellas las que nos ayudan a nosotr@s.
(Hubo un largo silencio, una sensación parecida a un escalofrío recorrió el cuerpo de muchas de las personas que estábamos siendo participes de ese magnífico momento)
Eva: ¿Nos damos cuenta de la grandeza de este instante? ¿Nos damos cuenta de lo que somos capaces? Solo necesitamos confiar en las personas. Lo que necesitamos es que confíen en nosotros y que nos amen tal como somos sin querer cambiarnos. Desde ese espacio, desde el amor, podemos transformar cualquier cosa que necesitemos transformar de forma equilibrada y natural.
Mujer emocionada: Gracias Eva.
Eva emocionada: Gracias a ti y a esa persona que querías ayudar que de momento ella nos ha ayudado a tod@s nosotr@s.
Cuando nos damos cuenta de que podemos sustituir la queja o el victimismo en responsabilidad y hacer algo, algunas veces, reaccionamos haciéndonos muy pequeñ@s, y pequeñ@s poco poder podemos utilizar, es producto de la programación y este puede ser un bonito momento para cambiarlo.
Esto es una invitación a ayudar a las personas de la única forma que creo que podemos ayudarlas, sabiendo que en realidad nos estamos ayudando a nosotr@s mism@s. Esta es una forma muy poderosa de ayudar sin interferir de forma visible en otra persona y por tanto de que los egos no estén implicados.
Gracias otra vez.

Ese maravilloso momento en el tiempo fue una perfecta conspiración universal como lo es este en el que estás leyendo estas palabras, organizada para darnos lo que necesitamos. En mi nuevo formato ninja podemos descubrir los siguientes #ninjatips:

#ninjatips para ayudar a alguien

1- Cuando creemos que alguien necesita nuestra ayuda es en realidad esa persona la que nos está ayudando a nosotr@s a conectar con nuestro amor incondicional y nuestra propia confianza.
2- Si queremos ver más feliz a alguien podemos hacerlo en este momento: cierra los ojos e imagínatela feliz y hazlo tantas veces como desees.
3- La confianza es una energía muy poderosa y muy transformadora, ¡practícala!
4- Creemos un espacio de amor para poder compartir lo que tenemos en comúndejando ir nuestra necesidad de que cambie.
5- Démonos cuenta del reflejo tan potente que son las personas a las que queremos ayudar, si siente la necesidad de que alguien cambie, mira en tu interior.
6- Agradece lo que vives con otras personas, son parte de tu crecimiento.
7- El lugar de “tú puedes”, digamos “CONFÍO EN TI

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>