Zumo de Naranja

«Cuando exprimes una naranja sale zumo de naranja» como de las personas siempre sale lo que tienen dentro.

Un mismo mensaje se puede interpretar de siete mil millones de maneras diferentes, tanto como personas somos en el planeta.

Preocuparnos por lo que otra persona entiende de lo que le decimos es tan cansado como querer que otra persona hable un idioma que no habla.

Las personas comprendemos en función de lo que tenemos dentro, de nuestro sistema de creencias. Y cuando alguien «se exprime», en el sentido de vivir una situación intensa, sale lo que tiene dentro. ¿Tiene amor? Lo que le digas lo interpretará amorosamente, tiene rabia y frustración eso verá en lo que le dices. Por eso puedes dejar de cambiar tú para para que otro entienda lo que le dices y sobretodo dejar de creer que tiene que ver contigo porqué no.

Aunque no nos hayan enseñado a comprender nuestras actuaciones y seguimos en el piloto automático de «culpar» o responsabilizar a los demás: «Mira lo que me has dicho» podemos empezar a entender gracias al zumo de naranja 😀 este empoderador concepto.

Los mismo ocurre en dos direcciones, es decir, respecto a ti. Cuando te sientes de cierta manera recibiendo información de otra persona y cuando las otras personas se sienten de cierta manera recibiendo información. Las dos cosas tiene que ver con lo que hay dentro de cada persona.

Interpretamos el mundo según nuestras creencias. Si yo creo que las personas se aprovechan unas de otras entenderé algo muy distinto de si creo que las personas se ayudan siempre. Así cualquier cosa que ocurra en lugar de «enfadarnos» con la persona que creemos que ha hecho algo debemos mirar hacia dentro para transformar lo que nos «enfada» de nosotr@s mism@s.

Cuando compartimos situaciones entre las personas podemos hacerlo desde nuestro centro que es inamovible y dejar de interpretar.

Recuerdo que hace años cuando algún conductor o conductor me insultaba, en plan «idiota mira por donde vas» me enfadaba tanto que era capaz de hacerle frenar para «explicarle» lo idiota que era él o ella y no yo….total éramos dos idiotas queriendo justificar que queríamos ser diferentes y vivir en un mundo más amoroso pero ni nos enterábamos entre tanto grito. Si ahora me ocurriera eso, cosa que no pasa porque ya no me creo idiota 😉 , es decir, no llevo una idiota dentro que salía cada vez que «me exprimían», me giraría para averiguar a quien está llamando idiota porque ya no tiene nada que ver conmigo…..

3 comentarios

  1. Claro, clarinete, cristalino, mi amor; ¡¡buenisimo!!
    Gracias for sharing your wisdom 😀
    I love You and Your Zumo de Naranja ღღღღ

  2. Ja ja que lindo como lo dices. Re fácil para explicar, aunque ahora entiendo por que abren los ojos tan grandes cuando me escuchan.
    Evita san……que sale de mi cuando me exprimo en una explicación y no la entienden.
    Gracias por lo que me has enseñado, por esa maravillosa herramienta llamada PSYCH-K
    Besoooooooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.