Lo que aprendí con Bruce Lipton en Barcelona

Sentía que era alguien especial después de haber leídos sus libros y llegaba en media hora al aeropuerto de Barcelona, según indicaban los monitores de la Terminal 1.
(Ahora sé que estaba lejos de aproximarme a lo que en verdad viví.)
Sentía ese cosquilleo típico de saber que vas a vivir algo aparentemente desconocido, un cosquilleo que bailaba entre la incertidumbre y la ilusión.
Tres personas le esperábamos dispuestas a hacer de su estancia lo mejor que supiéramos, sabiendo que eso sería suficiente.

Aún recuerdo, poco más de un mes antes, caminando por la rambla Catalunya con mi querida amiga Anke e imaginando lo bonito que iba a ser cuando Bruce estuviera aquí y como todo iba a fluir (más…)

Continuar leyendoLo que aprendí con Bruce Lipton en Barcelona