joana

Esperando la oportunidad se te puede ir la vida, en cambio en cuanto tomas una decisión has dejado automáticamente de esperar y te has puesto en «modo vivir».
La espera es fantástica cuando lo hacemos sabiendo que llega y siendo felices también mientras tanto, y no, cuando posponemos la felicidad a una oportunidad como el famoso: «Cuando me toque la lotería»…

La domesticación que muchas personas hemos vivido nos dice como y cuando tenemos que actuar porque préviamente nos ha alejado de nuestra intuición y nuestra alegría de vivir, por eso creemos que necesitamos «reglas» que no dirijan. Creemos que algunas cosas nos «han tocado» y que «no tenemos más remedio» que conformarnos, solo repetimos patrones….nuestros padres o cuidadores probablemente decían lo mismo.

Incluso, algunas personas consideran una «cuestión de suerte» estar haciendo lo que quieres y no se dan cuenta de que para hacer lo que quieres necesitas tomar la decisión de hacerlo y por tanto solo depende de ti.

Una vez vuelves a dejarte guiar por tu intuición y tu alegría, las cosas parecen como «caídas del cielo», algunas personas llegan incluso a decir: «ostras y sin hacer nada» pero no se dan cuenta que hacer lo que uno quiere hacer y mantenerse en esa alegría de vivir es «hacer» mucho, entre otras cosas porque la sociedad está aún demasiado llena de «por fin es viernes» y eso quiere decir que en general esperamos a que llegue el fin de semana en lugar de tomar la decisión de vivir en «fin de semana».

A veces la domesticación llega hasta tal nivel que algun@s solo pueden justificar las acciones en contra de su alegría bajo el paraguas de la «mala suerte», en lugar de darse cuenta de que las oportunidades que tenemos son proporcionales a las decisiones que tomamos respecto a nuestro bienestar y alegría de lunes a lunes.

Las decisiones empiezan en nuestro interior, son un cambio de actitud y de visión.

Creer que algo es posible es lo que lo hace posible y las oportunidades están ahí esperando a que tomes la decisión.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Silvia elena

    Así lo creemos y así vivimos
    Gracias por decirlo con tanta claridad
    Besoooo

Deja una respuesta