• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Mejora tu vida
  • Comentarios de la entrada:8 comentarios

 

«Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuales eran los factores que destruyen al ser humano. Tranquilo y sereno respondió así:

La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.

La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable; que las personas están tristes, si estoy triste; que todos me quieren, si yo los quiero; que todos son malos, si yo los odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío; que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz; que la gente se enoja, si yo me enojo; que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.»

“El que quiera ser amado, que ame”.

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Jesus

    Muchas gracias. Que buen momento para leer estas palabras tan bonitas. Jesus

  2. marta

    Que bonito es escucharlo… Aunque uno lo sepa es maravilloso oírlo.

  3. Marissa

    Muchas gracias Eva!
    Como decía en El principito, a veces lo mas esencial es invisible a los ojos!
    Un abrazo

  4. Dima

    Buenísimo Eva!!

  5. anke

    Que gran verdad!!
    No solo para mejorar el mundo de uno mismo… sino también para un mundo en paz!

    Thanks my dear friend for beein my mirrow!!
    -anke-

  6. Alba Maria

    M’ha encantat, quanta sabiduria.
    Gracies Eva

    Alba

  7. elfildariadna

    Está claro que en general es así pero no siempre se cumple. A veces saludas con un buenos días alegre al conductor del autobús y te responde con un gruñido malhumorado. A veces quieres y no todos te quieren. A veces eres agradecido y no siempre te agradecen. A veces le sonríes ampliamente a la vida y ella no te devuelve la sonrisa. En general la vida es un espejo y uno recoge lo que siembra. Pero a veces el espejo se confunde al devolver el reflejo y entre lo que uno siembra hay hierbajos. Tampoco hay que sentirse culpable por ello y fustigarse con «¿qué actitud habré tomado ante la vida para que la vida me responda así?». Se trata de ser realista y tomar las cosas tal como vienen, sacándoles el mayor partido posible.

    Ojalá Gandhi tuviera razón siempre.

  8. Halyna Sheruda

    Muchas gracias Eva, por compartir!!!!
    Con amor Gala.

Deja una respuesta