IMG_6662 copy

Cuando algo se repite en nuestras vidas, generalmente hay un mensaje para nostr@s.
El mensaje solo nos corresponde a nosotr@s descubrirlo y solamente nosotr@s podemos hacerlo, forma parte del camino.
Puede ser tan variopinto como escoger otra dirección, dejar de maltratarnos o cambiar de pareja, solo nosotr@s lo sabemos, cuando nos tomamos el tiempo necesario para descubrirlo. Ese tiempo que queremos tomarnos para descubrirlo no está escrito en ningún lugar, puede ser un segundo o tres años.

Tengamos en cuenta que muchas personas estamos domesticadas para «hacer de tripas corazón» en algunas situaciones, es decir, conseguimos alienarnos para no sentir y hacer cosas en contra de nuestros valores esenciales como por ejemplo; «pasar por la semana» esperando que llegue al fin de semana, trabajar once meses esperando el de vacaciones, hacer lo que no nos gusta y ganar el dinero con el que pagar lo que si nos gusta, hacer «daño» a alguien limpiando la conciencia con el «no es nada personal, es mi trabajo»….
Todas esas acciones han conseguido, por una falsa sensación de supervivencia, que vivamos alienados y se convierta en un reto «ver». Como no vemos a la primera, somos tan maravillos@s, que se produce el efecto repetición, es decir, si no lo veo ahora y no lo cambio, así que se repetirá hasta que pueda verlo.

Cuando nos quejamos no vemos, porque la queja activa los juicios y silencia el corazón, así es como podemos «sobrevivir» sin el amor que nos merecemos y vamos como zombies hasta la siguiente oportunidad de cambio.

Conseguimos quejarnos de lo que «va mal» en lugar de reconocer la oportunidad, agradecerla y cambiar.

Esas quejas que «ocultan», solo temporalmente las llamadas del cambio, se han convertido en patrones de víctima estilo: otra vez lo mismo, por qué a mi, siempre igual, esto no es vida, quiero hacerlo pero no tengo dinero, etc…
Los juicios negativos en forma de queja o crítica «disimulan» el verdadero sentido de la repetición de algo.

El cuerpo primero susurra, luego habla y si no le escuchamos todavía, finalmente grita.

Es sencillo de detectar cuando ponemos atención a lo que decimos. Por ejemplo, nuestra amiga Roser en el taller del fin de semana decía:
He cambiado muchas creencias para perder peso y sigo igual, ¿Qué hago mal?
La parte realmente poderosa de las palabras de Roser están en su pregunta. Ella no hace «nada mal» pero se lo pregunta porque es su programación infantil. Una situación (peso) se repite y el mensaje de la situación es «creer que cuando algo no cambia es porque hace cosas mal» y su sistema (cuerpo-mente) tiene una manera ecológica de «mostrarle» su patrón «hago las cosas mal», y es sin perder peso, de esa manera Roser puede ver que:
Cuando algo no me sale como quiero me maltrato y puede cambiar el patrón de maltrato que es EL MENSAJE de la situación que se repite y que sin duda es mucho más importante que «perder peso» en su sistema de creencias.

Gràcies Roser per la inspiració

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. Silvia Elena pandolfi

    Evita san gracias como siempre. Acabo de dRme cuenta de algo con el ejemplo de Roser
    Gracias Roser
    Besooooo

  2. paula

    Gracias gracias!!! Impresionante, sorprendente y magico!!
    Entre en tu blog, como unanecesidad repentina, Iintuicion, buscando una respuesta. Justamente porque se eesta repitiendo una situacion en mi vida. Me mostraste justamente lo k necesitaba leer en este preciso instante!!!
    Mi enorme gratitud!!!

  3. Sarai

    Porque siempre elijo lugares de trabajo donde hay un mal ambiente o jefes maltratadores? Porque se repite eso siempre?

  4. Eva

    Hola Sarai, gracias por tu comentario.
    Preguntarse el porque de algo da lugar a encontrar razones y eso te mantiene en lo que no quieres, lo que sirve de poco si lo que quieres es cambiarlo. Puedes probar con ¿Cómo hago para…….? Recuerda rellenar los puntos suspensivos con lo que quieres y no con lo que no quieres 😉
    Aquí estoy para lo que necesites.
    Un abarazo

  5. Inca

    Que hermoso fue leerte me llenó el alma,porque aclaró muchas de mis dudas,hace un tiempo vivo viviendo situaciónes rrepetidas,ya la cambié en el ámbito del amor,pero todavía no puedo lograrlo en el ambito de trabajo.,espero que las respuestas lleguen,como tu mensaje.

  6. Eva

    Gracias querida Gabriela. Un abrazo

  7. Valeska

    Siempre conozco a hombres que esconden tener pareja para ligar conmigo. Cuando ya concretó algo descubro que tenían pareja y que no solo yo era a la que coqueteaban… sino que habían más, a parte de la pareja.
    Siempre lo mismo. A pesar que pregunte o no, si tienen pareja. O que pase el tiempo para conocerlos mejor… siempre llego a lo mismo.

  8. Karina

    Hola! Cómo estás? Buscaba “algo” una respuesta y encontré tu nota.
    Me pasa que me separé hace un año, sin dejar de comunicarnos, quiere volver y tal vez yo también pero insegura. Conoci un hombre con el mismo nombre que él y tiene pareja. A su vez mi ex tiene una profesora con el mismo nombre que la mujer de este hombre. Ambos tienen dos hijas de la misma edad y mismo nombre!!!
    Y mi pregunta es; que estará diciéndome el universo? Hace un mes que mi cabeza no para de buscar la respuesta!!

    Saludos y gracias!!

  9. Eva

    Querida Karina, gracias por tu comentario. Quizá la respuesta esté en el corazón y no en la cabeza ;). Un abrazo

Deja una respuesta